¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Puedes ser dueño de un OXXO sin necesidad de poner un peso de tu bolsa

Redacción Oink-Oink
Imagen: Especial

Femsa Comercio dio a conocer que en tan sólo 2018 las ventas generadas por el segmento de OXXO alcanzaron los 266 mil 133 millones de pesos en el mercado mexicano, además, hasta el momento hay más de 18 mil tiendas de conveniencia, pero esta cifra podría aumentar.

De acuerdo con el portal DineroenImagen.com, OXXO es el segundo retailer más grande, en términos de venta, en nuestro país, sólo es superado por Walmart; se estima que cada tienda de conveniencia da servicio a casi 11 millones de personas de manera diaria.

Pero, ¿te gustaría poner tu propio OXXO? Te contamos qué es lo que necesitas. Primero debes saber que estas tiendas de conveniencia son una especie de híbrido de franquicia, esto quiere decir que, cualquier persona interesada en administrar y operar uno de estos establecimientos no necesita poner nada de su bolsa.

Imagen: Especial

Esto es porque OXXO trabaja a través del mercado inmobiliario y la empresa está en constante búsqueda de terrenos, con determinadas características, para que pueda construir una nueva sucursal. Significa que la persona interesada no podrá dinero, pero sí su terreno o local.

Para poder iniciar con el trámite se debe ingresar al portal de OXXO y mandar los datos del lugar, para que el personal de esta tienda se ponga en contacto con el titular de la propiedad. Es importante entender que, el terreno se puede vender o rentar, pero en cualquiera de las opciones ya mencionadas el dueño del espacio puede trabajar en la tienda, para administrarla y compartir las ganancias con Femsa.

Imagen: Especial

Si deseas abrir tu OXXO, pero rentar tu terreno es importante que en el contrato se defina el tiempo por el cual se va a rentar el espacio y que se especifique que si el lugar está disponible a compra o no.

Cabe mencionar que todo terreno debe ser analizado y estudiado por expertos en el área comercial, para conocer la cantidad de tráfico peatonal y vehicular que hay cerca de la zona, esto para garantizar que el establecimiento sí tenga afluencia de personas.