¿Por qué prohibir el plástico también traería consecuencias negativas?

Se perderían alrededor de un millón de empleos
Imagen: Unsplash

Dado el aumento de la conciencia ambiental y la fuerza que ha tomado la agenda ecológica en prácticamente todas las partes del mundo, el gran perdedor dentro de esta narrativa es el plástico. Se ha ganado tantos estigmas que ya es difícil ver sus ventajas. Aunque hay mucho de razón en apuntar el impacto negativo que estos productos tienen para el planeta, también es cierto que su prohibición atraería consecuencias negativas. ¿Cómo cuáles?

Imagen: Unsplash

De entrada, hay que tener en cuenta que la industria del plástico es muy importante dentro de la economía. De acuerdo con información de El Horizonte, algunos analistas calculan que si se desapareciera la industria del plástico, se perderían alrededor de un millón de empleos, lo cual impactaría en un 3.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Desaparecerían una 4 mil 100 empresas radicadas en México, las cuales aportan alrededor de 30 mil millones de dólares a la economía mexicana.

Pero eso no es todo, creer que la solución al problema ambiental se logra con la prohibición del plástico está más lejos de la realidad, pues, por ejemplo, en el caso de la prohibición de las bolsas de plástico, éstas serán sustituidas por bolsas de papel o empaques de cartón, los cuales necesitan de una mayor tala de árboles y consumo de agua para su producción.

Imagen: Unsplash

Por si no fuera poco, hay estadísticas que demuestran que el 97 por ciento de las personas reciclan las bolsas de plástico; es decir, les dan más de un uso. Mientras que a las bolsas de papel no, se usan y se tiran. Por ello, en todo caso se requiere medidas mucho más integrales para el combate al cambio climático y la contaminación ambiental.