Prestar dinero destruye relaciones personales, afirma encuesta

¿Has perdido alguna amistad por prestar dinero?
Prestar dinero puede dañar tus relaciones personales | Foto: Unsplash

Prestar dinero o pedir prestado es algo muy común. Hay muchas situaciones imprevistas que requieren de recursos de manera urgente: una enfermedad, un problema con el auto, etc.

No obstante, después de prestar dinero llega un momento muy incómodo: cobrar. Normalmente, pedir que te devuelvan el dinero ocasiona problemas.

En el mejor de los casos, te dan mil vueltas antes de pagarte; en el peor, te dejan de hablar y tu dinero jamás regresa a tu bolsillo. De hecho, una encuesta realizada por Bank of America reveló algunos datos al respecto.

Estos fueron los resultados de la encuesta de Bank of America | Foto: Unsplash

De acuerdo con la institución bancaria, más del 50% de los entrevistados afirmó que después de prestar dinero perdió una amistad.

Además, el 43% de los participantes del sondeo puntualizó que “dejarse de hablar” es la mejor salida cuando se trata de conflictos derivados de préstamos personales.

Ante los resultados, la encuesta añadió un cuestionamiento relacionado con el uso de pagarés. El 77% de las encuestas confirmó que estos documentos funcionaron correctamente para hacer válido el pago del préstamo, pero no evitaron que la relación personal se terminara.

Un pagaré garantiza que te devuelvan tu dinero, pero no salva la relación | Foto: Unsplash

Así pues, los expertos recomiendan no pedir dinero prestado o, en su caso, no prestar dinero a ninguna persona, a menos que se trate de una situación de alto riesgo.

Para evitar que te veas en la necesidad de pedirle dinero a un familiar o amigo, existen alternativas como crear tu propio fondo de emergencias.

Es decir, dedicar un porcentaje de tus ingresos a un fondo de ahorro específico que solo debes utilizar cuando se presenta una situación intempestiva.

Da click aquí para conocer algunas estrategias que pueden ayudarte a concretar un fondo de emergencias sin mayores complicaciones. Solo así puedes cuidar tus finanzas y tus relaciones personales al mismo tiempo.

Si quieres conocer más información como ésta, síguenos en Oink-Oink.

ANUNCIO