Preocupa tendencia a la baja de la inversión pública y privada: Banxico

Para el Banco de México (Banxico), un tema de preocupación reciente es la tendencia a la baja que está mostrando la inversión pública y privada. Más aún cuando se le...
Fachada del Banco de México (Imagen: Especial)

Para el Banco de México (Banxico), un tema de preocupación reciente es la tendencia a la baja que está mostrando la inversión pública y privada. Más aún cuando se le compara con otras economías emergentes y con el potencial de crecimiento que se deja pasar por falta de estos activos.

De acuerdo con información de La Jornada, el Subgobernador del Banco de México, Javier Guzmán Calafell, declaró que es necesario que esta tendencia debe revertirse, si se quieren aprovechar las condiciones demográficas favorables con las que cuenta el país.

Imagen: Especial

El pasado 1 de noviembre durante una ponencia en la Asociación de la Industria Maquiladora y de Exportación de Tijuana, el funcionario de Banxico afirmó que tiene la expectativa de que la actividad económica en el país comience a recuperarse en el 2020.

Actualmente se enfrenta a obstáculos que frenan su impulso: desaceleración de las actividades productivas externas, especialmente en Estados Unidos, una mayor agudización de las políticas proteccionistas a nivel mundial, la demora en la ratificación del T-MEC, el debilitamiento del sector industrial a nivel global, especialmente dentro del giro automotriz, así como las calificaciones crediticias a la baja de Pemex y la soberana.

Guzmán Calafell hizo notar la situación de incertidumbre, riesgo y baja productividad que vive la economía del país actualmente. Recordó los efectos negativos para las finanzas públicas producto de la baja crediticia a Pemex, el debilitamiento del panorama económico, las tensiones comerciales externas, las dudas acerca de las políticas internas y las limitaciones persistentes en el ámbito fiscal.

Imagen: Especial

Todavía se corre el riesgo de que otra de las agencias calificadoras degrade la calificación crediticia de Pemex, lo que pondría a la paraestatal por debajo del grado de inversión. Pemex se encuentra en ese riesgo dados los señalamientos que se han hecho respecto a la paraestatal.

De ahí que otra baja en la calificación a Pemex pondría en grave riesgo a la calificación soberana del país, lo que podría significar otro golpe a la tendencia a la baja de la inversión.