¿Por qué un Rolex puede llegar a costar millones de dólares?

Rolex es una de las marcas de lujo más reconocidas del mundo y también una de las más caras
Imagen: Especial

Sin duda, Rolex es una de las marcas de lujo más reconocidas en el mundo y la marca de relojes más famosa. De hecho, solo con mencionar su nombre, el consumidor se remite a exclusividad, lujo y, por supuesto a precios bastante, pero bastante elevados.

El catálogo de Rolex se caracteriza por tener modelos que van desde los miles de dólares hasta los millones de dólares. Estos precios exorbitantes no se deben solo a la joyería que pueden tener los relojes, sino, sobre todo, a la maquinaria con la que están fabricados, la cual es muy fina.

¿Por qué son tan caros los Rolex?

En primer lugar, los fundadores de Rolex,  Alfred Davis y su cuñado Hans Wilsdorf, tenían la idea de fabricar a principios del siglo XX, relojes para caballero que fueran accesibles pero al mismo tiempo de buena calidad. Sin embargo, con el tiempo la marca se volvió cada vez más exclusiva debido a que la fabricación comenzó a hacerse con maquinaria más fina y costosa.

Desde 2003, Rolex comenzó a utilizar un tipo de metal más resistente al que utilizaba con anterioridad, el cual era similar al que usan la mayoría de las marcas de relojes. Este nuevo metal, más duro y difícil de trabajar los obligó a reconfigurar su maquinaria, lo cual los volvió aún más costosos que antes.

Imagen: Especial

Uno de los factores que más le dan valor a un Rolex es que son hechos a mano, aunque utilizan cierta maquinaria para ajustar distintos elementos, esta marca se caracteriza por que cada uno de sus relojes recibe una atención completamente personalizada, además de estrictos controles de calidad. Según datos de R.S.V.P, un reloj tarda hasta un año en fabricarse y en ese mismo lapso de tiempo la marca produce un máximo de un millón de relojes.

Una de las características de Rolex es que utiliza pocos proveedores externos para fabricar sus relojes, de hecho, utilizan su propio oro en donde convierten oro de 24 quilates en oro blanco, amarillo y rosa de 18 quilates. Asimismo, esta marca es de las pocas en el mundo que entregan certificados de cronómetro, es decir, una garantía de que el reloj es sumamente preciso.

Finalmente, hay que decir que los Rolex no pierden su valor, por el contrario, con el tiempo es muy probable que incrementen su valor considerablemente. Esto dependerá de la joyería y de la edición del reloj.