Podrías ahorrar hasta 3,500 pesos al mes si dejaras de comprar estas tres cosas

Puedes ahorrar hasta 3 mil 500 pesos si haces recortes en ropa, antojitos y comida de la calle.
Imagen: Especial

Puede parecerte que ahorrar es una cosa sólo para los que ganan mucho dinero, pero cuando se analizan con atención los gastos diarios y se hace un presupuesto pormenorizado de los egresos, aparecen áreas de oportunidad de gastos innecesarios o recortes que se pueden hacer. Aquí te dejamos un ejemplo de cómo Pamela Herrera de Cocina Delirante logró ahorrar hasta 3 mil 500 pesos haciendo recortes en tres productos.

Imagen: Especial

En primer lugar, tendrías que dejar de comprar ropa que no necesitas. Es muy común que las personas se compren nuevas prendas sólo por antojo, porque les gustó de pasada o porque estaba de promoción, aunque realmente no les haga falta. Creerás que ahorras porque a lo mejor la compraste barata, pero si realmente no la necesitabas, sólo estarás sangrando tu presupuesto de manera innecesaria.

Otra de las cosas que puedes recortar y que representa una parte mayoritaria del gasto hormiga son las frituras, dulces y panes en la calle. Como son gastos pequeños de los cuales no llevas un control, seguramente no te das cuenta que, una vez que los sumas, representa un gasto significativo. Piensa en todos los antojitos de este tipo que consumes al día o a la semana: galletas, pan dulce, papitas, refrescos, etc. Si puedes controlar estos gastos, verás como te sobra dinero para ahorrar.

Imagen: Especial

Finalmente, además de las frituras y dulces, si también cortas tus gastos de comida en la calle, verás como ahorras un montón si te esfuerzas por preparar tu comida de todos los días. Hacer la comida en casa representa un gasto significativo, que también podría contribuir a que encuentres un área de oportunidad para ahorrar.

A veces lo único que hace falta es modificar ciertos hábitos y llevar un control detallado de los gastos para poder ahorrar. En este caso, si dejas de comprar ropa que no necesitas, recortas tu gasto en antojitos de la calle y cocinas en casa, verás como te rendirá más el dinero.