¿Qué es un plan privado de pensión y por qué es un buen complemento del Afore?

Es una herramienta financiera que abona a aumentar el acumulado de ahorros para el retiro de un trabajador
Imagen: Especial

Los Planes Privados de Pensiones son esquemas voluntarios de ahorro e inversión que se establecen entre los trabajadores y los patrones para complementar los recursos de la jubilación. Aunque es mercado lo domina la popularidad de las Afores, estos planes de pensión han tomado mucha popularidad en años recientes y hasta pueden ser un gran complemento para las Afores. ¿De qué se tratan?

Imagen: Especial

Hay cuatro tipos de Panes Privados de Pensiones. Uno es al que se llama Beneficio Definido, y se determina dependiendo el salario o los años empleado. El segundo es el de Contribución Definida, y está determinado por la cantidad acumulada de dinero en la cuenta del trabajador. El tercero es el Híbrido, y depende de una tasa de rendimiento vinculada a las contribuciones del trabajador. Finalmente, el Mixto, es una combinación de los primeros dos esquemas.

De acuerdo con información de MSN, para mayo del 2019, el Sistema de Registro Electrónico de Planes de Pensiones (SIREPP) de la CONSAR, daba cuenta de 2 mil 198 planes privados de pensiones, lo que implicó un aumento del 3.6 por ciento de estos planes respecto del año anterior, y un aumento del 34 por ciento si se compara con los que existían desde 2006.

Lo primero que se tiene que considerar a la hora de pensar en estos planes es que son herramientas que pueden ser muy relevantes para aumentar el ahorro para el retiro. Pero no sólo del lado del trabajador, también para los patrones, puede ser de gran ayuda para atraer mejor talento a sus empresas, pues una prestación de este tipo muestra la preocupación que tiene el empleador por el futuro de sus trabajadores.

Imagen: Especial

Hay alrededor de 1.5 millones de personas afiliadas a los Planes Privados de Pensiones, los cuales representan un 2 por ciento del PIB o ingresos equivalentes a 506 mil 238 millones de pesos. Lo más común es que estos recursos se administren a través de fideicomisos en bancos o casas de bolsa.