Esta piedra de Brasil es más cara que el diamante

Cuando la gran mayoría de nosotros piensa en piedras preciosas, automáticamente asumimos que la más rara, codiciada y cara es el diamante, ya sea porque es muy difícil su extracción...
Imagen: Especial

Cuando la gran mayoría de nosotros piensa en piedras preciosas, automáticamente asumimos que la más rara, codiciada y cara es el diamante, ya sea porque es muy difícil su extracción o porque es la piedra más resistente, durable y bella. Sin embargo, seguramente no sabías que existe una piedra de Brasil que es todavía más cara y rara que el diamante: la turmalina Paraíba.

Esta piedra brasileña tiene ese nombre en honor a la región de donde proviene, Paraíba. Fue descubierta en 1987 por el geólogo Héctor Dimas Barbosa. La turmalina se caracteriza por su color azul turquesa brillante.

Imagen: Especial

Aunque se sigue pensando que la turmalina es única de Brasil, en 2001 se encontraron piezas de esta piedra en Mozambique y Nigeria. Así como el diamante, el valor de la turmalina lo adquiere por su rareza. Se estima que por cada 10 mil diamantes, sólo se encuentra una turmalina Paraíba. Entonces, eso lo hace la piedra preciosa más rara y escasa del planeta.

Esta escasez ha hecho que la turmalina Paraíba adquiera precios exorbitantes, de entre 30 mil y 800 mil euros por kilate, razón por la cual sus joyas se cotizan entre las más caras del planeta.

Marcas como Dior y Tiffany and Co. han popularizado la turmalina debido a que comenzaron a diseñar joyas con esta piedra preciosa. Por ejemplo, Dior tiene una colección llamada Cher Dior, realizada por la diseñadora Victoire de Castellane; mientras que Chopard hizo una colección limitada para el Festival de Cannes, quien le dio unos aretes de turmalina a la actriz Julianne Moore.

Imagen: Especial

Otras personas famosas, como Taylor Swift y Salma Hayek, también han lucido joyas hechas con esta piedra, lo que ha contribuido a darle promoción en el mundo de la moda y el espectáculo.

Con información de R.S.V.P.