¿Perdiste tu firma electrónica? Esto es lo que debes hacer

Toma en cuenta estos si extraviaste tu firma electrónica

La firma electrónica es un instrumento indispensable para identificarte al realizar algún trámite en línea relacionado con el SAT. Funciona, prácticamente, de la misma manera que tu firma física.

Sin embargo, existe una principal gran diferencia entre estas dos: mientras que el garabato que realizas fisicamente está guardado en tu memoria; la e.firma se entrega en una memoria USB para que puedas utilizarla desde cualquier ordenador de confianza.

Por supuesto, esto representa un problema para muchas personas, pues ese diminuto aparato de almacenamiento y los archivos que el mismo contiene pueden extraviarse en cualquier momento.

Cómo recuperar tu firma electrónica

Una recomendación: al momento de introducir la memoria en tu computadora personal, procura generar un respaldo de tu identificación electrónica. De lo contrario, podría ocurrir una catástrofe.

Pero si este consejo ya no te sirve nada y has extraviado la memoria USB, no te preocupes, aquí te diré lo que puedes hacer para solucionar el problema.

Cómo recuperar tu e.firma

Lamentablemente, los archivos extraviados no pueden ser renovados; así que el primer paso es anular por completo tu firma. Para ello, deberás acudir directamente a algún módulo del Servicio de Administración Tributaria para realizar el trámite.

Crea un respaldo de tu firma electrónica

El único documento que debes presentar es una identificación oficial vigente o, en caso de no contar con ésta, podrás utilizar tus huellas digitales para validar tu identidad y comenzar con el trámite gratuito de revocación del certificado de tu e.firma.

En la página web del SAT te ofrecen hacer el trámite por internet y después te piden tu firma para poder acceder: sí, la vida está llena de contradicciones, pero en este caso parece una broma de mal gusto.

Posteriormente, una vez que tu firma haya sido anulada, deberás solicitar una nueva. Agenda tu cita por internet y acude a tu módulo más cercano. Recuerda: en esta ocasión, cuando te den tu nueva memoria USB, no te olvides de hacer el respaldo de tu información.

Si quieres conocer más acerca de éste y otros temas, síguenos en Oink-Oink.

ANUNCIO