¿Quieres vender una moneda de 2 pesos en casi 3 mil pesos? Así debe ser

Aquí te decimos dónde las puedes vender a ese precio
Fuente: Flickr

La venta de billetes y monedas viene arrastrando un boom desde finales de 2020 y parece que no bajará pronto, sin importar si es una simple moneda de 2 pesos. ¿No sabes de qué hablamos? Pues entonces sigue leyendo que aquí te contaremos todos los detalles de esta fiebre que se vive entre coleccionistas.

Desde hace unos meses, mucho se ha escuchado sobre el comercio de divisas a través de páginas web. Pese a que son nuevas o antiguas, las piezas son ofrecidas a precios verdaderamente extravagantes.

Sí, amigo, ese billete de 20 pesos con los que completas un esquite, un refresco o unas papitas, hay quienes lo ofertan en hasta 500 pesos. Mientras que la moneda de 2 pesos que ves en la portada de esta nota la puedes encontrar en costos que van de los 55 pesos hasta los 2 mil pesos.

Aunque tenemos que aclararte que entre más viejo el artículo, más alto es su precio. Para ejemplo de ello es la divisa que te mostramos a continuación, la cual también es de 2 pesos pero vale 2 mil 994 pesos.

Esta es la moneda de 2 pesos que se vende en casi 3 mil pesos | Fuente: Mercado Libre (Captura de pantalla)

Características

Esta pieza fue puesta en circulación en 1914, es de plata y se caracteriza por tener en el alrededor del anverso la leyenda “Reforma, Libertad, Justicia y Ley”. En el centro de esa parte se ve la imagen de dos montañas y un volcán humeante, mismos que son iluminados por un sol que tiene una cara humana.

Alrededor del reverso se aprecia la leyenda ” República Mexicana”, el año de emisión y la denominación en letra. Además de que en el centro aparece el logo de la bandera, la característica águila devorando una serpiente y postrada sobre un nopal.

El material del que está hecha y la escasez de piezas es lo que hace que esta moneda de 2 pesos sea tan cara.

Y si quieres saber más del mundo de los billetes y las monedas, no dudes en consultar todas las novedades que tenemos en Oink-Oink.

Publicidad