¿Por qué el Penacho de Moctezuma no puede viajar?

La pieza está valuada en 500 mil millones de dólares
Imagen: Wikicommons

En los días recientes, México ha revivido el debate sobre el Penacho de Moctezuma, a raíz de que el presidente encargó a su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, recuperar la pieza, que está en poder de las autoridades de Austria. En esta entrada te explicamos los riesgos que encarna este viaje, así como el origen de la pieza.

¿Cuándo llegó el penacho de Moctezuma a Austria?

Llegó en 1699, permaneciendo ahí por más de 200 años en el palacio de Ambras. Se desconocen las condiciones en las que llegó, aunque se sabe que fue un regalo de Moctezuma a Hernán Cortés. Fue restaurado por primera vez en 1978; ha sido renovado en distintas ocasiones.

¿En cuánto dinero está valuado y por qué?

El penacho de Moctezuma está valuado en 500 millones de dólares. Dentro de sus componentes, tiene mil 500 piezas y 222 plumas de distintas especies de aves. Por si fuera poco, la estructura es de palillos de hilo de agave y algodón, con refuerzos que generan una red del mismo hilo. Además, tiene 1.75 m de ancho por 1.16 m de altura. Además de todos estos componentes, es caro debido a su rareza y a su antigüedad.

Imagen: Wikicommons

¿Dónde es exhibido?

Además, es exhibido actualmente en el Museo de Etnología de Viena. En el pasado, el gobierno mexicano logró un acuerdo para que los mexicanos con identificación puedan verlo gratis en el museo.

¿Por qué no puede viajar?

La respuesta del Museo, particularmente de Gerard van Bussel, curador para las colecciones de América del Norte y Centroamérica es que el penacho no puede ser trasladado en los próximos diez años, pues es una pieza frágil que implica asumur grandes responsabilidades. De acuerdo con la UNAM, el problema para trasladarlo viene con la vibración del viaje, que podría acelerar su desgaste, o incluso, hacer que llegue destrozado a su destino.

¿Ha habido otros intentos por traerlo a México?

En 2011 el gobierno de Felipe Calderón intentó traerlo de regreso a cambio de la carroza del Emperador Maximiliano. No obstante, las respuestas fueron similares: la pieza puede sufrir graves daños.