Así es la mascarilla más cara del mundo, cuesta 1.5 mdd y está hecha de oro y diamantes

La mandó a hacer un cliente desconocido, que busca apoyar financieramente a los fabricantes
Imagen: Especial

La joyería israelí Yvel está próxima a diseñar y fabricar la mascarilla contra el coronavirus más cara del mundo. Esta empresa fabrica una mascarilla a petición de un cliente desconocido, cuya intención es ofrecer apoyo financiero a la joyería. Del comprador solo se sabe que es un multimillonario chino residente en Shanghai, y que recibirá antes de fin de año una mascarilla de 1.5 millones de dólares.

La mascarilla estaría fabricada con 250 gramos de oro 18K, con no menos de 3 mil 608 diamantes naturales, y un peso total de 210 quilates. La joyería además estaría ofreciendo el mayor nivel de filtración (N-99) y los estándares de protección más estrictos.

Imagen: Especial

Este pedido ha supuesto que los propietarios de la joyería hayan seleccionado a 25 joyeros y engastadores de diamantes para trabajar por turnos intensivos y terminar la entrega a tiempo.

En el contexto de la crisis sanitaria, Isaac Levy, el propietario de Yvel, señala que este pedido puede asegurar suficiente trabajo como para que los empleados puedan conservar sus empleos en una situación económica difícil. Así, en el pasado, su fábrica y sus tiendas hubieron de cerrar, orillándole a despedir a muchos de sus trabajadores.

De esta manera, aunque Israel pudo superar la primera oleada del Covid-19 con severas cuarentenas y 300 fallecimientos, cuando levantó las restricciones la segunda mitad de junio, se hizo presente una segunda oleada, de la que reportan mil contagios diarios y un gobierno que se reconoce incapaz de controlar las infecciones. A principios de agosto, Israel reporta ya 600 fallecimientos, y sus ingresos económicos siguen contrayéndose.