Fortuna de 35 mmdd de una familia se evapora en abrir y cerrar de ojos

Una de las familias más ricas de Alemania ha perdido parte de su fortuna por el coronavirus
Imagen: Twitter @Conti_Industria

Pueden pasar muchas cosas en dos años y medio. A principios de 2018, Georg Schaeffler se convirtió en la persona más rica de Alemania cuando las acciones de Continental AG, el fabricante de autopartes en el que él y su madre, Maria-Elisabeth Schaeffler-Thumann, poseen una participación importante, subieron de precio. En ese momento, su fortuna combinada totalizó 35 mil millones de dólares.

Imagen: Sueddeutsche.de

Ahora valen alrededor de una cuarta parte de eso. Eso se debe en parte a la pandemia de coronavirus, que ha ralentizado la producción de automóviles y ha frenado significativamente las ventas, así como al cambio más amplio de la industria hacia los coches eléctricos.

Los Schaeffler terminaron cada uno de los últimos dos años menos acomodados de lo que comenzaron, y 2020 puede ser lo mismo. Ambos han perdido alrededor de una cuarta parte de su riqueza en lo que va del año, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg, una lista de las 500 personas más ricas del mundo.

Si bien todavía son súper ricos, la caída de la fortuna de Schaefflers se encuentra entre las más importantes del índice Bloomberg y destaca la desaceleración de la producción mundial de vehículos. Georg, de 55 años, y Maria-Elisabeth, de 78, también controlan Schaeffler AG, el grupo de ingeniería alemán que ha enfrentado presiones similares a las de Continental. Las acciones de ambas compañías han caído más de una quinta parte este año, relata Fortune.

Cambio de las fortunas familiares con la pandemia

Tales cambios son raros para las fortunas familiares multigeneracionales de este tamaño, gracias en gran parte a la diversificación. Si bien los fundadores pueden ser resueltos en sus búsquedas, sus herederos a menudo buscan reducir los riesgos diversificándose en nuevas empresas. Por ejemplo, la familia Mars comenzó como fabricantes de dulces, pero desde entonces se ha dedicado a los productos para el cuidado de mascotas, que ahora comprenden aproximadamente la mitad de las ventas anuales del negocio detrás de su fortuna de 120 mil millones de dólares.

El clan alemán Reimann ha invertido las ganancias de un negocio de productos químicos en un imperio de bienes de consumo que abarca los restaurantes Krispy Kreme Donuts y Panera Bread.más ricas del mundo.re.

Los Schaeffler ahora tienen un valor de 8 mil 500 millones de dólares, según el índice de riqueza de Bloomberg, aunque la familia puede tener acuerdos para protegerlos contra la caída de los precios de las acciones. Otras fortunas vinculadas a la industria automotriz también están sufriendo durante la pandemia. Susanne Klatten y Stefan Quandt, los principales accionistas del fabricante de automóviles Bayerische Motoren Werke AG, y el presidente de Hyundai Motor Group, Chung Mong-Koo, han visto caer sus fortunas un 10% este año, según el índice Bloomberg.

Aún así, los Schaefflers se han recuperado antes. Su adquisición de Continental impulsada por la deuda los obligó a solicitar apoyo de emergencia después de que los mercados crediticios se contrajeron en la crisis financiera de 2008, pero el precio de las acciones de la compañía subió entre 2009 y principios de 2018.

Imagen: Sueddeutsche.de

Cuando su padre murió en 1996, Georg Schaeffler heredó el 80% del negocio de rodamientos de bolas que lleva su apellido, mientras que su madre heredó el resto. Ambos forman parte de los consejos de supervisión de Continental y Schaeffler. Mientras que Georg creció como heredero de un imperio de ingeniería, Maria-Elisabeth estudió medicina y nunca esperó embarcarse en una carrera empresarial.

“Crecí en esto paso a paso”, dijo en una entrevista de 2001 con el periódico alemán Welt am Sonntag.