Este dólar en México se vende en más de $5 mil 900 pesos

Si encuentras este dólar en México ¿qué harías?

Dentro de las actividades que ha tenido un auge es el coleccionismo del dólar en México. Esta actividad ha llevado que distintas personas oferten billetes antiguos de esta divisa con el fin de venderlas a un alto precio según su rareza.

Dólar que se vende en más de $5 mil 900 pesos

Los dólares antiguos son caros | Fuente: Especial

Cuando se habla del precio de dólar dentro del mundo del coleccionismo, este suele diferir por mucho al precio nominal que tiene asignada la pieza. Esto se debe a que los coleccionistas toman en cuenta el tiempo de haberse emitido el billete o moneda, el contexto que existe alrededor y su rareza por contener algún personaje histórico o error de impresión.

Este es el ejemplo del dólar de plata de 1899, conocido como el dólar del águila negra. Esta pieza forma parte de la serie de certificados de plata que Estados Unidos ha emitido en su historia, con la características de plasmar la imagen de Abraham Lincoln y Ulysses S. Grant y un águila negra en el centro.

Los certificados de plata son populares en Estados Unidos

El cambio de dólar se hacia referente a este metal precioso, justamente porque era más complicado trasladarlo por medio de monedas o lingotes, una de las razones del por que el Departamento del Tesoro decidiera emitir certificados.

Con más de 122 años de antigüedad, estos billetes no tienen un precio nominal vigente, sin embargo se puede encontrar a través de sitios de internet la venta o subasta de ejemplares a partir de $5 mil pesos, donde su estado de conservación influirá si se eleva el costo al momento de venderse.

Recuerda que antes de comprar un billete antiguo, conviene acercarse a un grupo de numismática que te oriente sobre las condiciones que debe cumplir un billete o moneda para verificar que es legítimo y no caer en copias.

Si quieres más información sobre economía y consejos en finanzas personales, no dudes en consultar las novedades que tenemos en Oink-Oink.

 

Publicidad