Edredón más caro del mundo tiene plumas de pato; vale 176 mil pesos

Es una de las fibras naturales más cálidas del planeta y protege de las condiciones árticas
Imagen: Ferdown.com

El edredón nórdico tiene las fibras naturales de pato más cálidas que puedes encontrar, pero no es barato podría costarte más de 8 mil dólares (176 mil pesos aproximadamente).

El elemento principal son sus plumas de patos eider que se encuentran silvestres en Islandia, sus productores recolectan un kilo de este material esponjoso para elaborarlo pero no es fácil, y solo se producen cuatro toneladas métricas en todo el mundo cada año.

Imagen: Unsplash

¿Qué es un pato eider?

El pato eider es una especie salvaje protegida, originaria de las regiones nórdicas europeas. Las hembras depositan los huevos en los nidos, protegiéndolos con el plumón que ellas mismas se arrancan del pecho. Sólo cuando nacen los polluelos y las hembras abandonan los nidos, los granjeros recogen el plumón.

Este exclusivo plumón de color marrón ofrece unas propiedades de aislamiento térmico, ligereza, cohesión y elasticidad que lo convierten en un producto único. Su escasez y la dificultad para su recogida y tratamiento, lo convierten en un producto muy exclusivo, y de muy alto precio.

El pato eider seleccionado por Ferdown proviene exclusivamente de Islandia, donde goza del mayor prestigio y calidad, explica el sitio El más caro del mundo.

Liviano como una pluma y caro como un coche

¿Qué hace que el edredón sea tan caro?

El edredón con plumas del eider se utiliza para proteger de las condiciones árticas y los mares helados. Durante la temporada de reproducción, estas plumas se desprende de forma natural y las patos hembras lo utilizan para construir su nido.

Los agricultores de edredones en Islandia los recolectarán tomando pequeñas cantidades de cada nido o esperando que las aves desaparezcan por completo antes de recolectarlas.

Es muy difícil conseguir la materia prima

Si bien este producto es natural, no es nada práctico obtenerlo. Los agricultores tienen que encontrar y recolectarlo a mano de varios nidos y cada uno contiene solo 15 gramos de plumas.

Esto es lo que lo hace tan caro al edredón de eider

Las islas en las que están los nidos de patos eider son 150, y se tiene que ir entre todas las islas en botes pequeños. Los nidos no están muy cerca unos de otros, por lo que se debe caminar para encontrar los nidos, además, puede resultar difícil encontrar los nidos.

Una vez que se recolectan las plumas el trabajo apenas comienza. Hasta el 80% del peso de la cosecha está compuesto por algas o plumas más grandes, y todo esto debe ser eliminado.

El edredón se lleva primero a un horno a 120 grados centígrados durante al menos ocho horas, lo que elimina los restos no deseados y facilita la clasificación.

Luego pasa por múltiples máquinas hechas especialmente, cada una clasificando más y más piezas. Una máquina de hilar más grande separa las plumas exteriores, pero la única forma de asegurarse de que se eliminen todas y cada una de estas plumas es a mano.

Después de limpiar el edredón en las máquinas, se limpia el edredón a mano, y una persona con experiencia tarda unas cuatro o cinco horas en recoger 1 kilo.

Una vez que cada pluma ha sido cuidadosamente removida a mano, están listas para ser lavadas, prensadas y secadas por última vez.

Para los pocos que pueden pagarlo, el edredón final vale la pena. En comparación con otras plumas de ganso o pato, el edredón es más denso, más fuerte y más aislante. Pequeñas púas en las plumas individuales del edredón atrapan el aire y también lo hacen más resistente al viento.

Imagen: Unsplash

En 1970, había leyes en Islandia que los obligaban a certificar todos los edredones que se vendían.

En la actualidad este riguroso sistema significa que cada producto de edredón en Islandia ha sido verificado por un inspector. Otros países tienen sus propios sistemas de certificación, pero Islandia produce alrededor del 80% de edredones del mundo.

Y aunque el proceso en sí requiere mucha mano de obra, el resultado final es una de las fibras naturales más cálidas del planeta.