Dogecoin, Shiba Inu: ¿Por qué no deberías invertir en ellas?

Este noviembre, Dogecoin lleva ganancias de 6000% con respecto a su precio de enero, ¿Vale la pena entrar?
Fuente: Pixabay

Las criptomonedas con motivos alusivos a perritos, como Dogecoin, Shiba Inu o Floki Inu, han dado retornos de inversión extraordinarios. Sin embargo, esto no es necesariamente algo positivo, y entrar a invertir aquí puede ser contraproducente.

1: Puedes perder lo que invertiste

En contexto, a inicios de noviembre, la capitalización bursátil de Dogecoin y Shiba Inu juntos es de casi 80 mil millones de dólares. Es una cifra cercana al PIB de países como Panamá o Luxemburgo. Si su valor se cae, se llevará consigo mucho dinero.

A veces la luna no está donde pensábamos || Fuente: Especial

Por ejemplo, Dogecoin, una criptomoneda creada como broma y sin propósito, desafía la lógica de las inversiones y lleva ganancias mayores a 6000% este mes con respecto a su precio de inicio de año. Como resultado, muchas personas piensan que cualquier criptomoneda nueva puede hacer lo mismo. Así, cuando cualquier criptomoneda con un perrito sube un poco, nuevos inversionistas se suman, esperando manejar la ola, llevando al alza aún más los precios.

Sin embargo, este crecimiento tendrá un fin eventual (por lo menos de un ciclo), y el precio irá a la baja, llevando a los compradores del pico (regularmente, los menos experimentados) a perder dinero.

2: La narrativa para invertir aquí no tiene sentido

Hay personas que señalan que estas criptomonedas hacen de estas inversiones algo accesible y divertido para los inversionistas minoristas. Sin embargo, las redes sociales que promocionan estas opciones no se basan en la innovación del blockchain o aplicaciones útiles, sino en aconsejar entrar a otros.

La diversión se acaba cuando termina el pump y llega el dump || Fuente: Especial

Una inversión razonable se hace porque conoces qué hace el activo, qué es lo que produce, y porque entiendes su modelo de negocios, no simplemente por subir su precio en un ánimo especulativo.

Incluso aquí la narrativa de comprar y mantener te puede dejar inquieto, porque es difícil entrar o salir de estas inversiones en el punto óptimo, además de que son mercados que operan a toda hora. Muchos ya conocemos lo horrible que es despertar luego de que pasó algo en China mientras dormías y ahora tu cuenta vale la mitad.

3: La industria de las criptomonedas es más que memes

Aunque es difícil tener métricas para medir el riesgo con las criptomonedas, muchas personas invertimos en ellas porque vemos en la tecnología blockchain una poderosa herramienta para mejorar las vidas, negocios y prácticas de otras personas.

Esta inversión puede ser más riesgo del que puedes tolerar || Fuente: Especial

Ver personas entrar a criptomonedas que fueron emitidas como una broma puede ser divertido en estos momentos, pero cuando la gente tenga pérdidas, podrían alejarse de este mercado, que ofrece proyectos que en realidad son grandes inversiones a largo plazo.

En este sentido, es mejor buscar la utilidad en la vida real en vez de las ganancias del corto plazo que nos pueden dejar con grandes pérdidas (y también hay que decirlo, con ganancias significativas si sabes entrar y salir).

Al momento de escribir esta nota, el autor no mantiene posición en las criptomonedas referidas. No debe tomarse como consejo de compra o venta, sino como una guía para informarse. Los hechos y juicios de valor puestos aquí no representan la posición del sitio, sino la del autor. Esta nota no suple al asesoramiento financiero profesional. Toda inversión tiene el riesgo de pérdida o minusvalía, y corre a riesgo del lector. Sigue Oink Oink para más novedades.

Publicidad