Hallan dos DeLorean abandonados hace 40 años; hoy están a la venta

Se vende en 50 mil dólares las dos unidades en un anuncio de Facebook Marketplace
Imagen: autoevolution

Dos vehículos impresionantes que fueron abandonados en un garaje hoy son el sueño de más de uno.

Dos ejemplares del DeLorean DMC-12, un auto que prometía ser un fuera de serie y que se hizo famoso en la saga de Volver al Futuro estuvieron ocultos por 40 años y hoy se venden.

Estos ejemplares se han usado muy poco ya que muestran un bajo kilometraje.

Las dos unidades tienen números de chasis correlativos que acaban de ser descubiertos en una vieja cochera tras permanecer en el olvido, publica Auto Evolution.

Imagen: autoevolution

Dichos modelos aparecen muy bien conservados a pesar de haber estado inactivos durante tanto tiempo. Se venden en 50 mil dólares las dos unidades.

Los DMC-12 están ubicados en Lake Elsinore, California, Estados Unidos, lugar donde han permanecido desde que su dueño original los adquiera en 1981.

Ambos vehículos están equipados con cajas de cambios manuales, lo que los hace aproximadamente 2 segundos más rápidos para acelerar de 0 a 100 km/h que los DMC-12 equipados con caja de cambios automática.

A estos modelos les precede una particular historia durante su desarrollo y la agitada vida de su creador, John DeLorean.

Particularidades del auto de Volver al Futuro

El DMC-12 era un vehículo con apertura de puertas tipo alas de gaviota tan particular. No en vano ese modelo fue elegido para que represente a una máquina del tiempo en la película Volver al Futuro.

DeLorean había contratado a Colin Chapman, fundador de Lotus, para darle forma final al chasis y la suspensión, y al carrocero italiano Giorgetto Giugiario, para diseñar el estilo del auto, que iba a usar acero inoxidable pulido para su carrocería.

Imagen: autoevolution

En el anuncio de Facebook Marketplace ambos modelos se venden como un lote por lo que no será posible adquirirlos por separado. Uno de ellos parece estar en mejor estado que el otro pero en general, por lo que muestran las imágenes, ambos se han conservado bastante bien.