¿Es mejor un cubrebocas de seda de 800 pesos o de algodón desde 40 pesos?

Los cubrebocas de seda son una alternativa chic impulsada por un estudio científico
Imagen: Amazon

Los cubrebocas de seda son una alternativa chic impulsada por un estudio científico. Se dice que la seda tiene propiedades antimicrobianas, antibacterianas y antivirales naturales.

Seda, ¿una tela milagrosa para protegerse del Covid-19? En un estudio publicado el 22 de septiembre, investigadores de la Universidad de Cincinnati en Ohio, Estados Unidos, afirman que las máscaras de seda repelen mejor la humedad y brindan mejor transpirabilidad que las de algodón o sintéticas.

Imagen: Unsplash

Además que son más ligera y más cómodas que otras telas, la seda también tendría propiedades antimicrobianas, antibacterianas y antivirales naturales. Por tanto, las máscaras de seda permitirían luchar de forma más eficaz contra el coronavirus, que se transmite principalmente por gotitas respiratorias.

Tras varios artículos sobre este tema publicados en la prensa científica, la boutique CathAm Soie de Lyon, especialista en bufandas y otras estolas de seda o cachemir, vio un aumento en la demanda de sus máscaras de seda natural.

“Los clientes también aprecian los colores brillantes de nuestras máscaras, que nos sacan del gris ambiente” , dice Catherine Amaz, estilista de origen parisino, que fundó la tienda con su esposo. Sin embargo, la pareja no se embarcó en un proceso de aprobación, “demasiado lento en comparación con los volúmenes de ventas esperados”, explica Jacques Amaz.

Las máscaras de seda también se pueden comprar online, por ejemplo en el e-comerciante de Etsy, que ofrece modelos alrededor de los 20 euros. El sitio web de la Maison de la Soie, por otro lado, está agotado. En Amazon se puede encontrar por un precio de 39 dólares (800 pesos aproximadamente).

Cubrebocas pueden prevenir la transmisión del coronavirus y salvar vidas

Un análisis preliminar de 194 países encontró que los lugares en donde no se recomendaban las mascarillas vieron un aumento semanal de 55% en las muertes por Covid-19 per cápita después de que se informara su primer caso.

Un modelo de la Universidad de Washington predijo que Estados Unidos podría prevenir al menos 45 mil muertes por coronavirus en noviembre si 95% de la población usa mascarillas en público.

No obstante, no todas las mascarillas confieren el mismo nivel de protección

La mascarilla facial ideal bloquea las grandes gotas respiratorias de la tos o los estornudos, forma en que se transmiten el Covid-19, junto con partículas más pequeñas en el aire, llamadas aerosoles, que se producen cuando las personas hablan o exhalan.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el uso de mascarillas médicas para los trabajadores de la salud, personas mayores, personas con afecciones de salud y personas enfermas de coronavirus o muestran síntomas.

Sin embargo, la protección que éstas brindan también varía, ya que ciertos tipos de tela son más porosos que otros.

Si estás haciendo una mascarilla de tela con sábanas de algodón egipcio de 600 hilos, eso es diferente a hacerla con una camiseta barata que no está muy finamente tejida.

En los últimos meses, los científicos han evaluado los materiales más efectivos para que las mascarillas atrapen el Covid-19. Aquí están sus resultados hasta ahora, clasificadas de mayor a menor nivel de protección.

N99 y N95: estas mascarillas de grado médico son las más efectivas para filtrar partículas virales

Las mascarillas quirúrgicas desechables son una segunda buena opción

Las mascarillas “híbridas” son la opción casera más segura

Investigadores en el Reino Unido determinaron que las mascarillas “híbridas” que combinan dos capas de algodón de 600 hilos con otros materiales como seda, gasa o franela filtraron más de 80% de partículas pequeñas (menores a 300 nanómetros) y más de 90% de partículas más grandes (mayores a 300 nanómetros).

Los investigadores descubrieron que la combinación de algodón y gasa ofrecía la mayor protección (las puedes encontrar desde 40 pesos), seguida de algodón y franela, algodón y seda, y cuatro capas de seda natural.

Por lo tanto, sugirieron que estas opciones pueden ser incluso mejores para filtrar partículas pequeñas que las N95, aunque no necesariamente fueron mejores para filtrar partículas más grandes.

Los científicos también encontraron que una camisa 100% hecha de seda de una sola capa puede ser igualmente protectora. Este material, en particular, tiene propiedades electrostáticas que pueden ayudar a atrapar partículas virales más pequeñas.