Este coche purifica y optimiza la calidad del aire cada vez que avanza

Pasa hidrógeno y oxígeno a través de una pila de combustible
Imagen: Hyundai

Este coche purifica y optimiza la calidad del aire cada vez que avanza. Hyundai asegura que su modelo Nexo es más que un vehículo cero emisiones. Es también capaz de limpiar las zonas por las que circula. En una hora, el Hyundai Nexo de hidrógeno es capaz de purificar 26.9 kilogramos de aire, asegura en un comunicado.

Hyundai UK y la University College de Londres (UCL) han trabajado en un mapa de las calles londinenses más contaminadas. Este mapa ha sido elaborado en función de los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) y de partículas detectados.

Con estos datos, Hyundai y la UCL han elaborado un recorrido en coche por las áreas con mayores niveles de contaminantes. Concretamente, por las vías con límites superiores a los establecidos por la Unión Europea.

El objetivo de este experimento ha sido demostrar cómo el NEXO es capaz de limpiar el aire de las zonas por las que circula. Y los resultados han llamado la atención. En una hora, el SUV puede purificar 26.9 kilogramos de aire, la cantidad que 42 adultos respiran en ese tiempo. Por tanto, poner en circulación 10 mil Nexo tendría el mismo impacto en la reducción de contaminación que plantar 600 mil árboles.

¿Cómo funciona su tecnología?

Aunque un vehículo de pila de combustible pueda parecer un coche convencional, su configuración mecánica es muy diferente. Su tecnología se basa en un proceso que comienza haciendo pasar hidrógeno y oxígeno a través de una pila de combustible. Dentro de esta pila se produce una reacción química que genera la electricidad que alimenta el motor eléctrico del vehículo. El único residuo es agua.

Este vehículo ha sido diseñado específicamente con un sistema de filtrado capaz de limpiar el aire de las vías por las que circula. En una primera fase, el aire exterior pasa por un filtro, que retiene más del 97% de las partículas. Más partículas son absorbidas por la superficie del humidificador. Por último, el aire llega a las celdas después de atravesar unas paredes realizadas con un papel especial de fibra de carbono con una estructura de microesporas.

Tras el proceso, el aire que se expulsa está libre de más del 99.9% de partículas ultrafinas. Éstas son absorbidas y quedan retenidas por los diferentes componentes del sistema de filtrado.

“El compromiso de Hyundai con el medio ambiente es tan grande que nos damos a la tarea de desafiar lo impensable en el desarrollo de vehículos que contribuyan a este propósito. Por años, los autos han sido clasificados como los causantes de la contaminación en las grandes ciudades, pero Hyundai hizo posible un auto que purifica el aire y esta es una hazaña que nos coloca como pioneros en dar soluciones tangibles alineadas a nuestra visión de “Progreso para la humanidad”, proponiendo opciones de movilidad inteligente que contribuyen de manera real con el medio ambiente y la salud de las personas”, dijo Juan Carlos Ortega, Director de Mercadotecnia de Hyundai Motor de México.