Jiménez Espriú insiste que el NAIM no fue cancelado por corrupción

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú volvió a declarar que la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el cual ya estaba...
Imagen: Especial

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú volvió a declarar que la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el cual ya estaba en construcción en Texcoco, no fue cancelado por corrupción sino por otras razones.

El secretario sostuvo que las verdaderas causas fueron técnico-financieras, es decir que el sobrecosto que presentaba esta obra fue una de las principales motivaciones para que el nuevo gobierno cancelará el proyecto del Nuevo Aeropuerto.

Imagen: Especial

De acuerdo con el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), el costo inicial del NAIM era de 168 mil millones de pesos, pero la última cifra que se registró antes de cancelar su construcción, era de un monto cercano a los 300 mil millones de pesos.

Otra de las razones que orillaron la cancelación de la obra fue que el Aeropuerto que estaría en Texcoco no podía operar al mismo tiempo que el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), por lo cual el Benito Juárez tendría que cerrarse.

Imagen: Especial

Pero mientras el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes explica estas causas, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostiene que la corrupción fue uno de las causas del proyecto aéreo del Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Durante la conferencia de prensa de este lunes, el mandatario mexicano sostuvo: “el aeropuerto. ¿Qué no dije que era una obra faraónica y un pozo de corrupción? ¿Dónde está la novedad? ¿Qué no dije que existían estos privilegios? Pero desde hace años. Entonces, ¿qué pensaban?, ¿qué iba yo a llegar y como lo único que me importaba era el puesto iba yo a adaptarme y a dedicarme a hacer lo mismo?”.

A pesar de los diferentes amparos que se han interpuesto a la construcción de la nueva instalación aeroportuaria en la base militar de Santa Lucía, el Presidente dijo que el proyecto sigue, aunque será respetuoso de las decisiones del juez y esperará a que se dé a conocer el dictamen de impacto ambiental.

Con información de El Financiero