¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Miroslava Magaña: la historia de una mexicana emprendedora en transporte y chatarra

Redacción Oink-Oink
Imagen: Especial

A todos nos gustan las historias de éxito y más cuando son de mexicanos, y esta es la de Miroslava Magaña, quien a sus 14 años dejó la escuela para atender su embarazo, pero a esa corta edad ya era toda una mexicana emprendedora con su gimnasio y centro de nutrición.

Si crees que por ser joven no puedes volverte un empresario estás en un error; Miroslava abrió primero, a sus 17 años, una sala de spinning, en el cual ella era la instructora, después inauguró su gimnasio, el cual le tomó casi tres años y medio terminar de pagar, pero para ese entonces, con menos de 20 años de edad, ella ya ganaba entre 60 mil y 70 mil pesos mensuales libres.

Aunque para muchos parecía que lo tenía todo, la empresaria siempre se sentía agotada y no le quedaba tanto tiempo para disfrutar de su pequeño hijo, por lo cual decidió dar un brinco más alto y hoy, a sus 34 años de edad ya es dueña de dos empresas. ¿Quieres saber lo que hizo? Ahí va.

Imagen: Especial

Una noche platicando con su hermano, quien en esa época era policía federal de caminos, le comentó que un buen negocio era comprar un camión de carga y la chatarra, con esta opción en mente Miroslava Magaña decidió comprar un tráiler usado, con el cual inició la empresa Miros Transportes, compañía dedicada al transporte de carga y MM Chatarrera, su otro negocio, en el cual es posible la compra y venta de chatarra. Ambas empresas les dan empleo a 130 personas.

Un factor muy importante para que este negocio pudiera competir con las demás líneas fue hacer acto de presencia. Ir personalmente con el director general y con la persona que paga. Cuando ya te conocen te toman en cuenta. El dueño de una empresa me preguntó que cuántos camiones tenía y le dije que uno”, reveló la joven empresaria en entrevista a Alto Nivel.

Hoy en día ofrece su servicio de transportes de carga y de compra-venta de chatarra a tres Estados: Sonora, Michoacán y Estado de México. Pero para lograr este éxito tuvieron que pasar cinco años de sacrificios, problemas e inseguridades, pero la motivación la llevaron a tener las empresas que hoy siguen llenándola de recompensas.

Con información de Alto Nivel