México sufre fuga de capitales por 322 mil mdp en tres meses

Los inversionistas están sacando sus inversiones del país porque observan riesgos en la economía mexicana
Imagen: Especial

A pesar de que los mercados están regresando a invertir en los mercados emergentes, muchos de los inversionistas siguen teniendo cautela y buscan refugio en instrumentos más seguros. Es por eso que en México se ha visto una salida de capitales en su mercado de deuda en los últimos tres meses, es decir, a partir del cierre casi total de la economía por la pandemia de coronavirus.

Se estima que en los últimos tres meses, hubo una fuga de capitales por 322 mil 850 millones de pesos. Según especialistas, esta salida de capitales se debe a la cautela que tienen los inversionistas respecto al riesgo de invertir en el país, ya que las estimaciones de la economía mexicana indican que tendrá una fuerte contracción este año, recordemos que Banxico estima que el PIB caerá, en el peor de los escenarios, 8.8%.

Asimismo, los inversionistas tienen sus dudas respecto a la política económica del gobierno, sobre todo porque perciben que no se están tomando las medidas contracíclicas suficientes ante la crisis generada por la pandemia. Por esta razón, creen que tarde o temprano México pierda su grado de inversión, lo que volvería de alto riesgo sus títulos y sus inversiones.

Imagen: Especial

Según información de Expansión, solo el mes pasado salieron del mercado de bonos de deuda 34,850 millones de pesos, lo cual suma a los 288,000 mdp acumulados en marzo y abril. Esta salida de capitales contrasta con una entrada de 3 mil 500 millones de dólares a la compra de deuda de países emergentes en su conjunto.

Todo parece indicar que los inversionistas están buscando refugio en deuda de países emergentes en su conjunto y ya no en deuda mexicana como pasaba antes. Especialistas indican que esto se debe a que hay desconfianza en la economía mexicana, la cual ya venía deteriorándose desde 2019, previo a la pandemia de coronavirus.

En ese sentido, la percepción de riesgo en el país podría retrasar la recuperación económica, ya que los flujos de capital podrían ser limitados e incluso mantenerse negativos en los próximos meses.