Si México quiere refinar, tiene que comprar petróleo o exportar menos

Una de las promesas del presidente Andrés Manuel López Obrador es garantizar la seguridad energética del país, al reducir la dependencia que México tiene de las importaciones de combustible de...
Imagen: Especial

Una de las promesas del presidente Andrés Manuel López Obrador es garantizar la seguridad energética del país, al reducir la dependencia que México tiene de las importaciones de combustible de Estados Unidos. Sin embargo, para cumplirlo, si México quiere refinar, tendría que comprar petróleo o exportar menos.

De acuerdo con Forbes, las estimaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) en producción, exportación y capacidad de refinación no necesariamente están en armonía con los objetivos que tiene el gobierno de México.

Imagen: Especial

En el plan de negocios de la paraestatal presentado recientemente, se calcula que Pemex pueda producir 2.69 millones de barriles diarios de aceite, exportar 1.32 millones de barriles diarios y refinar 1.48 millones de barriles diarios en el 2024.

Si esto sucede así, México se enfrentaría a un déficit de 113 mil barriles de crudos para exportar o bien para su refinación. Tomando en consideración la proyección de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el déficit se incrementaría hasta los 253 mil barriles diarios al final de la administración del presidente Obrador.

“No hay una coordinación entre la realidad de Pemex para incrementar la producción con la política energética de la Secretaría de Energía (Sener) sobre el sistema de refinación y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que está teniendo problemas de ingresos para gastar cada año”, explicó el analista de la compañía energética Caraiva y Asociados, Ramsés Pech.

Imagen: Especial

De la misma manera, el analista Arturo Carranza apuntó que el petróleo estimado no será suficiente para cumplir ambos objetivos. Además, significaría que lo que Pemex no exporte se traduzca en pérdidas de ingresos para Hacienda.

“Eso es una realidad, pero también el gobierno y la dirección de Pemex enfrentan el reto de qué mezcla van a inyectar al sistema, porque si meten crudo pesado, lo que van a producir será mucho combustóleo”, señaló el analista.

La única forma para lograr el objetivo del presidente de utilizar al 90 por ciento la capacidad de refinación del país, sin tener que importar petróleo, pero tampoco sacrificando la plataforma de exportación con la que hoy en día se cuenta, México tendría que producir 3.5 millones de barriles diarios de petróleo, de acuerdo con las estimaciones de Ramsés Pech.

 

ANUNCIO