México se encuentra en estancamiento, no en recesión, asegura la ABM

Luis Niño de Rivera, titular de la ABM, acepta que hay cero crecimiento
Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM (Imagen: Especial)

Parece, huele y sabe a recesión el momento económico que atraviesa el país, pero, Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), asegura que México no se encuentra en un momento de recesión económica, pero sí en un estancamiento.

Te recomendamos: El peso cae tras datos del PIB que confirman recesión técnica

“Hay sectores de la economía que van muy bien y otros que no; el conjunto es con cero crecimiento. Podemos hablar de un estancamiento en ese sentido, eso es correcto”, aseguró.

Proyectos que destinarán el gasto público

Mencionó que lo más importante es echar a andar los proyectos que destinarán el gasto público, la inversión privada y el desarrollo más acelerado de otras partes de la economía.

Flujo de dinero en efectivo (Imagen: Especial)

“Tendría que haber una recesión generalizada y prolongada de la economía en todos los aspectos para llegar a definirlo como una recesión. Lo importante es qué herramientas tenemos a la mano para darle la vuelta a la economía y que empiece a crecer”, destacó.

Niño de Rivera refirió que entre estos sectores en contracción se encuentra la industria de la construcción, que resulta un gran detonador de la economía por su impacto a otros sectores y en la medida en que crezca la inversión habrá un efecto multiplicador en la economía.

¿Menor presupuesto indica debilidad de las instituciones?

El presidente de la ABM dijo que un menor presupuesto no necesariamente se traduce en la debilidad de las instituciones, si éstas se replantean lo que hacen y cómo lo hacen.

Plaza de la Constitución en la Ciudad de México (Imagen: Especial)

“Por ejemplo, el sistema electoral mexicano es muy caro. Se gasta mucho dinero en partidos o elecciones, se debe, replantear cómo hacer mejores elecciones con menos costos; el gobierno tiene que elevar la productividad del gasto del dinero que aportamos los ciudadanos”, dijo Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México.

Consideró que, en México, tradicionalmente el gobierno “gastaba mucho y gastaba mal”. Y que esta administración busca darle la vuelta para elevar la eficiencia del gasto público.

“Es evidente que en este presupuesto lo que está tratando de hacer el gobierno es incrementar los apoyos sociales y como no hay un incremento demasiado grande en la recaudación lo que hay que hacer es redistribuir en donde se gasta el dinero”, aseguró.