¿Es mejor pagar en efectivo o con tarjeta? Te decimos qué te conviene más

Redacción Oink-Oink
Imagen: Especial

¿Tú qué crees que sea mejor, pagar con tarjeta de crédito, débito o efectivo? Hay muchas respuestas, pues las personas que han tenido una mala experiencia con una deuda bancaria siempre sugieren tener el dinero físicamente, pero también habrá quien piense que tener el efectivo es algo peligroso. La verdadera respuesta la tenemos a continuación.

De acuerdo con el especialista en administración de empresas, Sebastián Mejía, sostiene que todas las formas de pago tienen beneficios y desventajas, las cuales deben ser analizadas de acuerdo con las necesidades del consumidor; la clave para las finanzas personales o negocios siempre es tener control de cómo y en qué gastas.

Te presentamos tres consideraciones necesarias, que el especialista comparte, para que tú mismo compruebes que es mejor, si pagar en efectivo o con tarjeta de crédito.

Imagen: Especial

  • Practicidad:

De acuerdo con Sebastián Mejía, tanto el efectivo el crédito son una buena forma de tener dinero en diversas situaciones. Con el dinero físico tienes más flexibilidad en lugares que no tienen sistema para pagar con terminal o por si la conexión de ésta falla, pero con las tarjetas de crédito tienes la facilidad de hacer varios trámites de manera más sencilla, como pagos de luz, agua y gas en línea; además, puedes contratar servicios pagando una tarifa mensual con cargo a tu tarjeta, con los que podrás hacer más eficientes tus gastos y ahorrar tiempo.

  • Capacidad de gasto

Si vas a realizar pagos por cantidades pequeñas es mucho mejor el efectivo, así evitas cualquier riesgo que hay en la Ciudad, pero si vas a realizar transacciones por cifras más altas, es mucho mejor hacerlo con tarjeta, no sólo porque puedes encontrar meses sin intereses, también es más seguro que cargar grandes cifras de dinero en la bolsa.

  • Administración de tus finanzas

Es posible que sientas que al tener el efectivo en la cartera es más fácil que se vaya o puede ser lo contrario, puedes percibir que tu estado de cuenta viene más alto cada mes; sólo recuerda que es más fácil culpar a la forma de pago que tener una cultura financiera y considerar los gastos hormiga que tienes todos los días.

Finalmente, el especialista señaló: “En ese sentido, la respuesta sobre cuál es mejor es: ambos. No hay una regla escrita sobre cuál te conviene más, ya que esto depende mucho de tu propia manera de gastar. Lo más importante es que busques opciones de compra que te den la flexibilidad de recurrir a ambos y seas más consciente de tus desembolsos”.

Con información de El Financiero