¿Los ‘cerillos’ del supermercado reciben sueldo?

Por esta razón, es importante dejar propina siempre
Así es el trabajo de los 'cerillos' en el supermercado | Foto: Wikimedia Commons

Cuando vas al supermercado y llega el momento de pasar por cajas, hay personas de la tercera edad que te ayudan a empacar tus productos. A estos empacadores se les conoce comúnmente como ‘cerillos’.

Hay personas que les dejan una propina; no obstante, también hay quien se hace de la vista gorda y no les da ni un peso. Por supuesto, dar propina a los ‘cerillos’ no es una obligación; no obstante, hay que considerar que estas aportaciones son su única fuente de ingresos en el puesto en el que se desenvuelven.

Así es, a pesar de cumplir con un horario, vestir uniforme y desempeñar una labor fundamental para el funcionamiento de los supermercados, los ‘cerillos’ no reciben un sueldo.

Los ‘cerillos’ no reciben sueldo | Foto: Unsplash

Por desgracia, esta práctica no se sanciona en la Ley Federal del Trabajo (LFT). La justificación es la siguiente: el artículo 346 de la LFT señala que las propinas que los trabajadores reciben forman parte del salario.

De esta forma, aunque este abuso laboral no es ético, sí es legal. Las grandes cadenas de supermercados se aprovechan de este vacío en la ley para explotar a personas de la tercera edad.

Lo más grave es que, por supuesto, los ‘cerillos’ suelen ser personas de escasos recursos, por lo cual se tienen que conformar con esta clase de trato indigno.

Los ‘cerillos’ suelen ser personas de la tercera edad de bajos recursos | Foto: Unsplash

Así pues, hasta que este tipo de práctica no se sancione legalmente, es importante darle una propina a los empacadores que te ayudan con las bolsas del súper.

Por supuesto, todo depende de tus posibilidades (Paty Chapoy es un claro ejemplo de esto, pues recientemente declaró que siempre deja 200 pesos de propina); sin embargo, no está de más procurar dejar propina siempre, por mínima que sea.

Si quieres conocer más información acerca de este tema, síguenos en Oink-Oink.

ANUNCIO