¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Por qué el litio es considerado el nuevo petróleo?

México tiene en Sonora el yacimiento de litio más grande del mundo
Redacción Oink Oink
Yacimiento de litio en Bacadéhuachi, Sonora (Imagen: Especial)

El litio es el nuevo petróleo. Esto significa que es la nueva era energética en el mundo y un tanque de gasolina que contiene un cóctel de átomos de carbono e hidrógeno está pasado de moda para gobiernos y empresas.

Las baterías de iones de litio van a alimentar a muchos vehículos en el futuro. Es una tendencia naciente que recién comienza.

Por ahora se necesita el equivalente a 15 mil baterías de teléfonos celulares para hacer una batería para un automóvil eléctrico de 80 kWh. Por lo tanto, aumentar los insumos de materia prima para construir millones de baterías de automóviles al año aún es un problema.

Producción de baterías con litio (Imagen: Especial)

Gran parte de los abundantes minerales de baterías del mundo están enterrados. El litio, como el petróleo, se encuentra en la corteza terrestre. También lo son otras materias primas, como el cobalto y el grafito, que se necesitan para construir una batería recargable típica. El suministro de estos para automóviles, almacenamiento en el hogar y otros mercados potenciales de alto crecimiento requerirá vastas cadenas de suministro mundiales de extracción, refinación, distribución y reciclaje, sin mencionar la infraestructura financiera para comercializar los productos, detalla Visual Capitalist.

Sin embargo, las numerosas cadenas de suministro de materia prima para baterías de mayor escala son inmaduras en relación con el mercado potencial. En pocas semanas las proyecciones para las ventas de vehículos eléctricos aumentan constantemente.

El desafío es explorar estos recursos y reconocer cuánto de ellos son reservas técnicamente recuperables. Luego viene la parte difícil: permitir, financiar y construir la infraestructura operativa para producir las reservas y llevarlas al mercado de manera responsable, segura y consistente a precios accesibles para el consumidor.

Los minerales como el litio y el cobalto pueden ser el nuevo petróleo, especialmente desde una perspectiva aguas arriba. Aumentar la demanda de materias primas más rápido de lo que la tierra puede generar conduce a un aumento vertiginoso de los precios de los productos básicos, la lucha geopolítica y la negligencia ambiental, por nombrar algunos males industriales. Para ver un ejemplo de esa lección, repasemos el negocio del petróleo en la década de 1970.

Importancia del litio para la economía futura

En México, el yacimiento de litio en Bacadéhuachi, Sonora, es considerado el principal proyecto en desarrollo de este elemento químico en el mundo con reservas probadas y probables por 243 millones de toneladas, de acuerdo con el ranking de Mining Technology.

“El denominado “oro blanco” o “nuevo petróleo”, se convirtió en un valioso activo, dado que más allá de su uso en las baterías para automóviles eléctricos, también es necesario en la producción de vidrios y cerámicas para elevar su resistencia; así como en grasas y lubricantes, para hacerlos más resistentes al calor. También se usa en medicamentos siquiátricos y cerámicas dentales, y hasta en la producción de tritio (isótopo radiactivo) para la fabricación de armas nucleares”, menciona La Jornada.

El 39% de la demanda total de litio en el mundo es para la fabricación de baterías, mientras 35 es para cerámico y vidrio y se espera que para 2026 llegará a 80%, al tiempo que el otro rubro bajará a sólo 10%.

El litio es indudablemente importante para la economía futura. Los estrategas estadounidenses han estado interesados en él desde la década de 1960. Y solo se volverá más importante a medida que los vehículos eléctricos reemplacen cada vez más a los autos tradicionales. La industria del litio actualmente está tratando de descubrir cómo suministrará aproximadamente el doble de litio de alta gama para baterías en 2025: los precios bajos actualmente han desalentado la inversión, lo que apunta a un posible déficit de suministro en el futuro cercano, lo que hace que cualquier país tenga mucho litio potencialmente atractivo.

En nivel global, China controla la producción mundial de litio, por lo que Estados Unidos no lo ve con buenos ojos. China domina la producción de baterías de iones de litio, por la misma razón que gobierna muchas otras áreas de fabricación: mano de obra moderadamente barata y bien educada, mezclada con una infraestructura extensa, combinada con una importante inversión del gobierno en vehículos eléctricos.

Ese es un problema que los estrategas estadounidenses han planteado en los últimos años, pero el problema no es la falta de suministro de litio en sí; China obtiene la mayor parte de su litio de Australia y Chile, en lugar de la minería doméstica.

¿Cuál es la diferencia entre tener recursos minerales y convertirlos en reservas viables?

Pero hay una gran diferencia entre tener recursos minerales en el suelo y convertirlos en reservas minerales económicamente viables. “Recursos” se refiere a minerales en el suelo; Las “reservas” son recursos que pueden extraerse o extraerse a un costo razonable. Eso significa que solo una fracción de los recursos de un país puede considerarse reservas económicamente viables, y mucho menos comercialmente competitivas.

Las reservas de litio de mayor calidad en Sudamérica

Chile y Argentina tienen reservas de litio de mayor calidad y condiciones climáticas más favorables para el tipo de extracción de litio que se realiza en América del Sur. Eso significa que son mucho, mucho más atractivos como fuente de litio que Bolivia, al menos con la tecnología actual. También son aliados de Estados Unidos, al igual que Australia, el otro gran productor de litio. En otras palabras, no hay necesidad de que Washington recurra a medios sombríos para garantizar una fuente cuestionable de algo de lo que ya tiene un suministro abundante.

Gran parte de los minerales de litio están enterrados (Imagen: Especial)

Cómo se extrae el litio

Para extraer el litio de la salmuera salada, las compañías mineras dejan que se evapore al sol. Eso es fácil de hacer en Argentina y bastante fácil de hacer en la alta meseta árida de Chile.

La tecnología actual requiere que los mineros eliminen las sales de magnesio utilizando cal, pero eso aumenta el costo de extracción. Una nación con pobre infraestructura en comparación con la de otros vecinos hacen que las operaciones sean aún más caras.

Los metales de batería se están convirtiendo en el nuevo petróleo y las cadenas de suministro en las nuevas tuberías. Todavía es temprano en esta nueva era energética, y los vencedores aún no se han determinado en esta carrera del litio.