Con la Ley de Austeridad funcionarios ya no podrán gastar en estas cosas

Redacción Oink-Oink
Imagen: Especial

Las medidas establecidas en la Ley Federal de Austeridad Republicana, la cual fue aprobada este martes por la Cámara de Diputados, señalan que los funcionarios públicos deberán guiarse en el ejercicio del gasto fiscal y que los recursos públicos se administren con eficacia.

Esta Ley ya había sido aprobada por el Senado de la República y ahora pasará a las manos del Presidente López Obrador para su promulgación, publicación y finalmente para que sea puesta en marcha.

Entre las medidas que señala la Ley de Austeridad destaca que los servidores públicos que estén en un puesto superior y que, por cualquier razón se separen de su cargo no podrán trabajar en empresas que hayan supervisado, regulado o de las cuales tengan información privilegiada, y sólo lo podrán hacer después de 10 años de haber dejado dicho cargo.

Además, los funcionarios que quieran ocupar un cargo o comisión en algún ente público, las personas interesadas tendrán que separarse legalmente de los activos o intereses económicos particulares que estén relacionados con la materia o que repercutan de manera directa sus funciones.

Imagen: Especial

De acuerdo con Forbes, con esta Ley los servidores públicos no podrán contratar, con recursos públicos, cualquier servicio relacionado con jubilación, pensión, regímenes especiales de retiro, seguro de gastos médicos mayores, seguros de vida y más.

La Ley de Austeridad Republicana señala que los funcionarios ya no podrán superar los gastos distribuidos en el ejercicio presupuestal en cosas como celular, combustible, rentas, viáticos, alimentos, mobiliarios, remodelación de oficinas, equipos de computación, papelería, congresos, exposiciones y seminarios.

Ahora, sí se pretende adquirir algunos bienes como muebles o inmuebles, rentar o contratar servicios y obra pública los funcionarios están obligados a buscar el bien bajo el ideal de máxima economía, eficacia y funcionalidad, dejando a un lado los lujos, además, todos los procesos ya sea de compra o arrendamiento tendrán que ser a través de licitaciones públicas. Ojo, hay excepciones en este punto.

Imagen: Especial

Además, esta Ley señala que para cerrar el año los funcionares tendrán que presentar de manera obligatoria, ante el Comité de Evaluación y a la Cámara de Diputados un reporte en el cual se informe sobre el ahorro que se ha generado gracias a la aplicación de la Austeridad Republicana.

Finalmente, las principales medidas de esta Ley establecen que está prohibido que el funcionario utilice sus facultades o influencia para designar o contratar a un trabajador bajo la etiqueta de personal de confianza, estructura, de base o por honorarios en los servicios públicos, además, no se permitirá que existan lazos de parentesco, matrimonio o concubinato en el mismo empleo.