¿Las trabajadoras del hogar tienen derecho a recibir prestaciones?

Esto dice la Ley Federal del Trabajo sobre este tema
Estos son los derechos laborales de las trabajadoras del hogar | Foto: Unsplash

Los derechos de las trabajadoras del hogar son un tema que provoca muchas dudas a la ciudadanía. Uno de los temas centrales relacionados con esta discusión tiene que ver con las prestaciones de ley.

Por esta razón, en estas líneas buscaremos disipar cualquier tipo de confusión y recurriremos a la Ley Federal del Trabajo (LFT) para resolver el asunto.

Ahora bien, de acuerdo con la LFT, las trabajadoras del hogar cuentan con los mismos derechos que cualquier otro trabajador. El artículo 334 Bis indica lo siguiente.

La Ley Federal del Trabajo protege los derechos de las trabajadoras domésticas | Foto: Unsplash

“Las personas trabajadoras del hogar contarán con las siguientes prestaciones conforme a las disposiciones de la presente Ley y estarán comprendidas en el régimen obligatorio del seguro social:

a.Vacaciones;

b.Prima vacacional;

c.Pago de días de descanso;

d.Acceso obligatorio a la seguridad social;

e.Aguinaldo; y

f.Cualquier otra prestación que se pudieren pactar entre las partes.”

Además, el artículo 333 de la misma Ley establece que: “los trabajadores domésticos que habitan en el hogar donde prestan sus servicios deberán disfrutar de un descanso mínimo diario nocturno de nueve horas consecutivas, además de un descanso mínimo diario de tres horas entre las actividades matutinas y vespertinas”.

Estas son las obligaciones de los patrones | Foto: Unsplash

Por lo tanto, la respuesta a la pregunta del millón es SÍ, las trabajadoras del hogar tienen derecho a recibir prestaciones de ley. Por su parte, las obligaciones de los patrones se especifican en el artículo 337 de la LFT.

“Los patrones tienen las obligaciones especiales siguientes:

I. Guardar consideración al trabajador del hogar, absteniéndose de todo mal trato de palabra o de obra.

II. Proporcionar al trabajador habitación cómoda e higiénica, alimentación sana y suficiente y condiciones de trabajo que aseguren la vida y la salud; y

III. El patrón deberá cooperar para la instrucción general del trabajador del hogar, de conformidad con las normas que dicten las autoridades correspondientes.

IV. Inscribir a la parte trabajadora al Instituto Mexicano del Seguro Social y pagar las cuotas correspondientes conforme a las normas aplicables en la materia.”

Si quieres conocer más información acerca de este tema, síguenos en Oink-Oink.

ANUNCIO