Jugador del Real Madrid fracasa en el mercado de NFT’s

¿Nadie quiere los NFT's de esta colección?
Este jugador del Real Madrid no ha tenido éxito con su colección de NFT's | Foto: Unsplash

Hace algunas semanas, Vinicius Jr, jugador del Real Madrid, anunció la creación de su propia colección de NFT’s. El brasileño lanzó una serie de tarjetas animadas que recuerdan los mejores momentos de su carrera.

Desde su campeonato sudamericano sub-17 con Brasil hasta aquella vez que superó el récord de Lionel Messi como el jugador más joven en anotar un gol en un clásico.

Pues bien, hace un día, los NFT’s de ‘Vini Jr’ se pusieron a la venta a través de la plataforma OpenSea. Por supuesto, se esperaba que los coleccionistas y los fanáticos del Real Madrid se enfrentaran por hacerse con alguna de las piezas de la colección.

Los NFT’s de Vinicius Jr han sido un fracaso rotundo | Foto: Facebook Vinicius Jr

No obstante, salvo alguna oferta aislada, nadie ha demostrado interés por comprar estos NFT’s. Para darnos una idea del fracaso de la colección, entre una docena de tokens solo puede observarse una oferta de 0.000001 Ethereum; es decir, menos de un centavo de dólar.

Dicha oferta expira en 7 días, así que se espera que en ese lapso el delantero del Real Madrid logre captar mayor atención para su colección a través de sus redes sociales.

Hay una oferta por 0.000001 Ethereum, lo que equivale a menos de un centavo de dólar | Foto: Unsplash

Ahora bien, aunque la colección fue creada por Vinicius Jr, los tokens no le pertenecen al jugador, sino a sus seguidores. A saber, el brasileño hizo un giveaway a través de sus medios digitales para entregar los NFT’s de la colección a los fans de su carrera deportiva.

Por supuesto, cuando se anunció a los ganadores, muchos pensaron que se les había entregado una mina de oro; sin embargo, parece que el destino los llevará a poseer una pieza que no pudo posicionarse en el mercado de tokens no fungibles.

Si quieres conocer más información acerca de este y otros temas relacionados, síguenos en Oink-Oink.

ANUNCIO