Si tu jefe hace estas cosas es porque quiere que renuncies

Redacción Oink-Oink
Imagen: Especial

El Dr. Travis Bradberry, presidente de Talent Smart realizó un listado con las cosas que hacen los jefes para que sus empleados renuncien, así que échale un ojo para ver que tu superior no ande haciendo estas cosas.

  • Dan más trabajo

Una de las cosas que más desgasta a los empleados es la sobre carga de trabajo; es común para los jefes darle más responsabilidad a las personas que se han convertido en una parte importante del equipo laboral, pero las grandes cargas de tareas hacen sentir a los trabajadores como que son castigados por hacer las cosas bien. De acuerdo con un estudio de Stanford, la productividad cae cuando la semana laboral supera las 50 horas y todavía es más baja cuando exceden las 55 horas.

  • No reconocen el buen trabajo

Es muy frecuente que los jefes le den una palmada en la espalda al buen trabajador, para que se sienta ‘motivado’, pero la verdadera clave de una buena comunicación entre empleado-empleador es preguntarle cómo se siente con sus responsabilidades e incluso saber si necesitan un aumento, es fundamental recompensar a los trabajadores que hicieron bien sus tareas.

Imagen: Especial

  • No sienten interés por sus trabajadores

De acuerdo con algunos estudios, más de la mitad de las personas deciden renunciar a sus trabajos por la mala relación que hay con sus jefes; es importante que en toda compañía exista un balance entre la vida profesional y personal. Resulta casi imposible trabajar con personas que no tienen un vínculo afectivo y sólo se preocupan por la producción o los resultados.

  • No cumplen lo que prometen

Los jefes suelen hacer promesas para que la gente se sienta feliz, el problema es cuando el empleador no cumple con su palabra, pues los empleados no se sienten motivados ni inspirados, al contrario, los directivos que no cumplen sus promesas suelen perder el respeto, mientras que aquellos que sí lo hacen aumenta su confiabilidad y honorabilidad.

Imagen: Especial

  • Contratan y ascienden a la gente equivocada

Las personas preparadas buscan trabajar con gente igual de preparada, pero cuando los jefes contratan o ascienden a las personas equivocadas genera un ambiente tenso y se convierte en un desmotivador que entorpece el flujo de trabajo. Cuando un empleado hace las cosas bien es porque busca un crecimiento laboral, pero cuando se le da esa oportunidad a la persona equivocada afecta al buen trabajador y su desarrollo profesional.

  • No permite que los trabajadores sigan sus pasiones

En toda compañía se debe permitir que los empleados talentosos sigan sus pasiones, para así mejorar su nivel de productividad, creatividad y satisfacción laboral; aunque las personas que son felices tienen mejores resultados, los jefes tienen un ‘miedo infundado’ de que los trabajadores bajen su rendimiento por el hecho de seguir sus gustos, cuando la realidad es completamente diferente.

Con información de Dinero en Imagen