Esta es la importancia de los mapas para la economía

La necesidad de mapas cada vez más exactos ha generado una industria que se estima en 400 mil millones de dólares en todo el mundo
Imagen: Unsplash

Es fácilmente reconocible la importancia que han tenido los mapas a lo largo de la historia de la humanidad. Desde la Edad Media con los viajes de exploración, hasta nuestros días de la era digital con industrias completas que dependen completamente de la geolocalización para subsistir. Podría parecer una obviedad decir que muchas decisiones – políticas, sociales y económicas – han dependendido e influenciado la manera de hacer mapas. Pero, ¿has dimensionado su importancia económica?

Dos investigadores, uno de la Universidad de Berkeley, en California, y otro del MIT, en Massachusetts, realizaron un análisis para poner en perspectiva la importancia económica de los mapas en la época contemporánea. Su exposición toca el impacto del mapeo satelital, pasando por los mapas que hacen los negocios sobre sus potenciales consumidores, los mapas de transporte subterráneo, hasta llegar a mapas relacionados con el análisis de riesgo de las compañías de seguros.

Imagen: Unsplash

Su investigación apunta a establecer la relación entre la información geográfica contenida en los mapas y las decisiones que se toman en materia de geografía económica. En otras palabras, entender la importancia estratégica de los mapas en la toma de decisión económica.

¿Cuáles fueron sus hallazgos? A lo largo de la historia, la información contenida en los mapas es mucho más sensible de lo que el sentido común pudiera  decirnos. No hay que olvidar que son representaciones del territorio, mas no un reflejo cristalino de aquel. En ese sentido, la información distorsionada de un mapa siempre ha dado pie a consecuencias fatídicas en la toma de decisión. Ejemplos hay muchos, como cuando los colonos del Imperio Británico tomaron decisiones de inversión a futuro en bastos territorios de la India, sobre la asunción de que los mapas los representaban como “poseídos” por el Imperio, aunque carecían de un control real en tierra.

Lo mismo aplica para casos más contemporáneos, como la huelga del subterráneo de Londres, en la que una inadecuada representación del mapa de rutas del Metro de Londres, generaba un diseño poco óptimo de paradas y transbordes, el cual sólo podía ser revelado al experimentar realmente estas rutas. Esto nos muestra cómo la distorsión de los mapas puede generar consecuencias sumamente importantes en diversas áreas, desde los negocios, hasta el diseño urbano y las finanzas públicas.

Un ejemplo de esto último es la evasión de impuestos. Cuando los mapas no representan adecuadamente la parcelización de los terrenos, los derechos de propiedad pueden distorsionarse. Estos investigadores ilustran el caso de Italia, cuando se lograron identificar más de 2 millones de edificios “fantasma” gracias a la tecnología satelital, y que no aparecían reflejados en los mapas de propiedad que hasta entonces se usaban. Esto significó una recaudación de 472 millones de euros más de impuestos que hasta entonces se estaban evadiendo.

Imagen: Unsplash

Otro caso donde la información geográfica afecta de manera directa a los fenómenos económicos es en la industria de los seguros, pues muchos de los cálculos de riesgo para decidir el precio de las primas y deducibles que los clientes tienen que pagar dependen de mapas de riesgo: de inundación, de robo, de terremoto, etcétera. La inexactitud de estos mapas pueden significar primas hasta 15 veces más caras o, por el contrario, decidir no contratar coberturas de seguro, porque se asume que se está en una zona de poco riesgo. Algo como esto último sucedió con muchas personas que subestimaron los niveles de inundación en Nueva Orleans, y no invirtieron en seguros de daños, lo que después mostró ser más costoso cuando sucedió el huracán Katrina.

Casos como éstos hay a montones, tal vez por eso la industria geoespacial ha crecido enormemente en nuestros días. La necesidad de mapas cada vez más exactos se ha vuelto tan relevante precisamente porque los errores geográficos puede costar millones en pérdidas. Sólo por ponerlo en perspectiva, se calcula que Google Maps tiene alrededor de mil millones de usuarios activos al mes a nivel mundial. En términos monetarios, se valora que para el 2023 esto equivaldrá a 11 mil millones de dólares en pura publicidad a través de la plataforma.

De hecho, se estima que toda la industria geoespacial vale alrededor de 400 mil millones de dólares, entre empresas que se dedican a proveer tecnología geoespacial, de datos geográficos, de análisis, y otras asociadas.