Así impacta el home office en tus finanzas y en las de tu empresa

Existen negocios que están listos para probar esta opción de trabajo remoto
Imagen: unsplash

El término home office se ha vuelto cada vez más popular dentro de las empresas mexicanas, se ha comenzado a ver como una oportunidad y se han visto los beneficios de llevar a cabo esta práctica en las organizaciones.

El home office puede ser un arma de dos filos, para unos es una maravilla al hacerlo con responsabilidad, y para otros se convierte en un severo problema en las finanzas de los trabajadores y las empresas.

Imagen: Unsplash

“La productividad de los colaboradores que realizan home office se incrementó aproximadamente 28%”, revela un estudio de la COPARMEX.

Existen empresas y colaboradores que están listos para probar esta opción de trabajo remoto. Pero al resaltar los beneficios que puede traer consigo podría generar un cambio de mentalidad el “sí” al home office este 2020.

Visto el home office desde los trabajadores es una genial idea porque ahorras tiempo de traslado casa-trabajo y viceversa, te ayuda a realizar actividades que tal vez no lleva a cabo porque no te da tiempo.

Ahorras en transportes, gasolina y comidas fuera y ese dinero se podría destinar al ahorro o, a inversiones, explica Alto Nivel.

De igual forma al poder administración tu tiempo lograrás encontrar el mejor espacio para concentrarse y realizar sus actividades y eso es un incremento de productividad y un balance entre tu tiempo con tu trabajo y tu familia. Eso ayudará a reducir periodos de descanso y las ausencias por enfermedad.

¿Cómo repercute el trabajo desde casa para las empresas?

Dicha modalidad de trabajo permite tener ahorros hasta del 35% en gastos como luz y agua. Es un tipo de remuneración emocional para los colaboradores. Esto incrementará su compromiso y mejorará su desempeño. Además, esta modalidad le ayudará a retener al talento en tu empresa.

Al implementarse esta práctica ayuda a generar un mejor clima laboral. Muchas empresas optan por decir, un no rotundo, al home offfice porque creen que sus empleados no llevarán a cabo sus actividades y no obtendrán los resultados acostumbrados.

Esta idea no es correcta, porque puede ser una gran oportunidad para que la confianza con sus colaboradores se consolide.

(Imagen: Unsplash)

Hay que ser honestos, existen personas que no les funciona el home office, no les favorecer y puede limitarlo en su comportamiento. Si en tu empresa deciden implementar esta forma de trabajo se deben seguir al pie de la letra lineamientos para estar en la misma sintonía junto con tu equipo de trabajo.

Y como colaborador, recuerda que debes estar disponible y no olvidar que estás en horario laboral y no descansando. Si ambas partes se encuentran bien engranadas y claras, seguramente el home office traerá beneficios para todos.