El hombre que compró 60 mil pozos viejos de gas y petróleo y se convirtió en un magnate

Su labor es comprar pozos viejos que productores más grandes ya no quieren
Imagen: Twitter @FairmontState

En 2001, Rusty Hutson Jr con 32 años, compró un viejo pozo de gas en Virginia Occidental por 250 mil dólares con el dinero que consiguió rehipotecando su casa, hoy es un magnate.

“Era un pozo viejo y pequeño, había estado en producción durante años, pero para mí era como oro”, dice.

En la actualidad, la compañía de Rusty, Diversified Gas & Oil (DGO), es propietaria de más de 60 mil pozos de gas y petróleo en Virginia Occidental, Pennsylvania, Ohio, Kentucky, Virginia y Tennessee, estados que forman parte de una región conocida como los Apalaches, relata la BBC.

DGO emplea a 925 personas y tiene ingresos anuales de más de 500 millones de dólares. Alrededor del 90% de sus operaciones son derivadas del gas natural y un 10% del petróleo.

La compañía sigue un modelo comercial muy específico: no realiza ninguna perforación para encontrar nuevas reservas de petróleo y gas.

En su lugar, compra pozos viejos que productores más grandes ya no quieren, porque los niveles iniciales de flujo han caído.

“No quieren estos pozos viejos, pero aún les queda un promedio de 50 años de vida útil, por lo que podemos administrarlos de manera muy eficiente y ganar dinero”, dice.

Rusty asegura que a DGO le ha beneficiado la llamada “carrera por el esquisto” que se ha visto en Estados Unidos durante la última década, en el que muchas empresas de petróleo y gas renunciaron a pozos tradicionales para dedicarse al fracking.

Imagen: Twitter @FairmontState

Este modelo le permite comprar miles de pozos viejos tradicionales pero aún productivos a menor costo, lo que le ha facilitado la expansión rápida de su negocio.