¿Cuánto costó el desarrollo de las bombas atómicas contra Hiroshima y Nagasaki?

La decisión de Estados Unidos de usar la bomba atómica contra Japón en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, en agosto de 1945, se atribuye al final de la Segunda...
Imagen: Especial

La decisión de Estados Unidos de usar la bomba atómica contra Japón en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, en agosto de 1945, se atribuye al final de la Segunda Guerra Mundial. El costo aproximado de investigación y desarrollo de esta arma por parte de Estados Unidos, denominado “Proyecto Manhattan” costó 2 mil millones de dólares.

Sin embargo, se estima que 30 mil millones de dólares se destinaron principalmente a construir la infraestructura requerida de una ciudad secreta, en Oak Ridge, y probar la bomba. Además, se requirió del suministro de plata del Tesoro de Estados Unidos para construir los enormes electroimanes para la planta de extracción de difusión gaseosa. Nadie tenía idea de cómo extraer plutonio y uranio purificado y “enriquecimiento” de uranio en plutonio en un reactor nuclear. Que se requirió edificar desde cero.

Número que dejaron las bombas atómicas

  • 80 mil personas murieron instantáneamente en Hiroshima, Japón, el 6 de agosto de 1945, cuando se usó la primera bomba atómica en la guerra. El nombre en clave de la bomba a base de uranio era “Little Boy”.
  • 192 mil 20 fue el número total de muertos en Hiroshima, combinando los muertos al instante y los muertos por radiación y otras consecuencias. El total revisado fue publicado en una ceremonia en el 50 aniversario del atentado.
  • Tres días fue el número de diferencia entre la primera y la segunda bomba atómica arrojadas sobre Japón. El 9 de agosto de 1945, “una bomba de plutonio modelo implosión llamada” Fat Man “fue detonada sobre Nagasaki.
  • Más de 70 mil fue la cifra de personas asesinadas instantáneamente en Nagasaki por la bomba.
  • Cinco días después del bombardeo de Nagasaki el emperador Hirohito anunció la aceptación de Japón de los términos de la Declaración de Postdam y su rendición incondicional, poniendo fin a la Segunda Guerra Mundial.
  • 130 mil personas fueron contratadas por el gobierno de Estados Unidos para el “Proyecto Manhattan”.
  • Las instalaciones de investigación involucradas en el desarrollo de las bombas: Laboratorio Nacional Oak Ridge, Tennessee, el Sitio Hanford, Washington, y Laboratorio Nacional Los Alamos, Nuevo México.
  • Alrededor de 17 físicos que trabajaron en el Proyecto Manhattan que ya eran o se convertirían en premios Nobel de física.
  • 18 mil toneladas de TNT igualaron la explosión de la prueba de Nuevo México el 16 de julio de 1945.
  • 60 mil pies de altura tuvo la nube en forma de hongo luego de la detonación sobre Nagasaki.

Cómo surgió la idea de la bomba nuclear

En 1939, los físicos en Estados Unidos se enteraron de los experimentos en Alemania que demostraban la posibilidad de la fisión nuclear y entendieron que la energía potencial podría liberarse en un arma explosiva de potencia sin precedentes. El 2 de agosto de 1939, Albert Einstein había advertido a Roosevelt del peligro de que la Alemania nazi impidiera a otros estados desarrollar una bomba atómica. Finalmente, la Oficina de Investigación y Desarrollo Científico de Estados Unidos se creó en junio de 1941 y se le dio la responsabilidad conjunta con el departamento de guerra en el “Proyecto Manhattan” para desarrollar una bomba atómica.

Imagen: Especial

Después de cuatro años de intensos esfuerzos de investigación y desarrollo, el 16 de julio de 1945 se activó un dispositivo atómico en un área desértica cerca de Alamogordo, Nuevo México, generando un poder explosivo equivalente al de más de 15 mil toneladas de TNT.

Así nació la bomba atómica. Truman, el nuevo presidente de Estados Unidos, calculó que esta monstruosa arma podría usarse para derrotar a Japón de una manera menos costosa de vidas estadounidenses que una invasión convencional. La respuesta insatisfactoria de Japón a la Declaración de Potsdam de los Aliados decidió el asunto.

El 6 de agosto de 1945, una bomba atómica transportada desde la isla de Tinian en las Marianas en un B-29 especialmente equipado fue arrojada sobre Hiroshima, en el extremo sur de Honshu: la combinación el calor y las explosiones pulverizaron todo en las inmediaciones de la explosión, generaron incendios que quemaron casi 4.4 millas cuadradas por completo.

¿Cómo se convirtió Japón en la segunda economía más grande del mundo?

John Dower, en el texto “Japan in War and Peace“, relata a detalle cómo Japón se convirtió después de la Segunda Guerra Mundial en una de las economías más grande del mundo.

En septiembre de 1945, Japón tenía casi 3 millones de muertos en la guerra y la pérdida de una cuarta parte de la riqueza nacional. ¿Cómo se convirtió Japón en la segunda economía más grande del mundo en la década de 1980? El despegue económico japonés de la posguerra se debió a una variedad de factores que tenían que ver con las políticas estadounidenses hacia Japón, el mercado internacional, la movilización social, las capacidades industriales y la experiencia existentes, y las políticas y experiencia del gobierno, entre otras cosas.

Durante la ocupación estadounidense: 1946-49, la economía japonesa fue sostenida por 500 millones de dólares anuales de Estados Unidos. A pesar de esta ayuda, debido a la devastación en tiempos de guerra, la economía japonesa estaba en ruinas.

Las fuerzas estadounidenses invitaron al banquero de Detroit Dodge a equilibrar la economía japonesa, quien introdujo el Plan Dodge (1949): equilibrar el presupuesto, reducir la inflación, pagar las deudas del gobierno japonés. Tipo de cambio fijo (1 dólar = 360 yenes). (en comparación con 1 dólar = 110 yenes en la actualidad).

Incremento en la producción

Entre 1937 y 1945, durante los años de guerra, la economía japonesa recibió un rápido desarrollo. Los índices de producción mostraron incrementos del 24% en manufactura, 46% en acero, 70% en metales no ferrosos y 252% en maquinaria. Gran parte de la economía cada vez más militarizada era diversa y sofisticada en formas que facilitaban la conversión a actividades en tiempos de paz. En la industria del automóvil, por ejemplo, de los 11 principales fabricantes de automóviles en el Japón de la posguerra, diez salieron de los años de guerra: solo Honda es un producto puro de la posguerra. Tres de los diez: Toyota, Nissan e Isuzu prosperaron como los principales productores de camiones para el ejército después de que la legislación aprobada en 1936 expulsara a Ford y General Motors del mercado japonés. Otros gigantes corporativos en la escena de la posguerra obtuvieron una ventaja competitiva comparable durante los años de guerra.

Normura Securities, que ahora es la segunda corporación más rica de Japón después de Toyota, fue fundada en 1925 como una empresa especializada en bonos. Sin embargo, su gran avance como empresa de valores se produjo mediante la expansión de las existencias en 1938 y las operaciones de fideicomiso de inversión en 1941.

Hitachi, el mayor fabricante de equipos eléctricos de Japón, se estableció en 1910, pero surgió como un productor integral de maquinaria eléctrica integrado verticalmente. 1930 como parte del conglomerado de Ayukawa que también incluía a Nissan.

De manera similar, Toshiba, que ocupa el segundo lugar después de Hitachi en productos eléctricos, se remonta a 1904, pero solo se convirtió en un fabricante integral de productos eléctricos después de una fusión realizada en 1939 bajo la campaña militar para consolidar y racionalizar la producción. Sectores enteros pudieron despegar en la posguerra aprovechando los avances logrados durante la guerra.

Después de que terminó la guerra, muchas de las compañías de guerra y gran parte de la tecnología utilizada durante la guerra se convirtieron en un desarrollo económico pacífico. Las empresas privadas japonesas se expandieron rápidamente y sin miedo. Pidieron prestadas cantidades masivas de los bancos y asumieron grandes deudas. Las compañías privadas se desarrollaron rápidamente, en contra del consejo conservador del gobierno de que se fusionen para competir más efectivamente contra los Tres Grandes de Detroit. En cambio, Toyota, Nissan, Isuzu, Toyo Kogyo (Mazda) y Mitsubishi decidieron producir líneas completas. Una nueva empresa de motocicletas fundada por Honda Soichiro desafió las advertencias burocráticas y entró al mercado automotriz en 1963 con gran éxito a largo plazo.

El deseo de alcanzar al Occidente

El nacionalismo y el deseo de alcanzar a Occidente persistieron después de la Segunda Guerra Mundial, pero ahora los esfuerzos se centraron en objetivos económicos e industriales. Por ejemplo, las fábricas de ametralladoras se convirtieron para hacer máquinas de coser. Las fábricas de armas ópticas ahora producían cámaras y binoculares.

La gran devastación de la economía japonesa durante la guerra y la necesidad de reconstruirla desde cero a menudo llevaron a la introducción de nuevas tecnologías y nuevos estilos de gestión, lo que les dio a estas compañías la oportunidad actualizarse. Sus cambios se encontraron con un entorno internacional amigable de libre comercio, tecnología barata y materias primas baratas.

Durante los años de la Guerra Fría, Japón era el cliente y amigo de la avanzada economía de Estados Unidos y los mercados japoneses podían cerrar mientras el mercado estadounidense estaba abierto a los productos japoneses.

En la actualidad, debido a que el artículo 9 de la constitución japonesa se prohíbe a Japón el rearme, la nación nipona ha vivido bajo el paraguas de la protección militar de Estados Unidos, gastando solo 1% de su PIB en defensa militar.

Con información de CNN