10 hábitos de personas sin éxito que debes evitar

Redacción Oink Oink
Imagen: Especial

Las personas que no tienen éxito no pueden concentrarse en el presente, sino que se distraen constantemente con lo que está por venir o lo que ya sucedió. Solo se escuchan a sí mismos y no aprovechan la oportunidad para aprender o probar cosas nuevas.

Te recomendamos: 5 hábitos de las personas más exitosas del mundo

¿Realmente crees que tendrás éxito si simplemente copias los hábitos de otras personas? Si ese fuera el caso, el éxito sería fácil.

Te presentamos una lista de situaciones que debes evitar. Si tienes uno de estos malos hábitos no te preocupes; nadie es perfecto. Si tienes dos malos hábitos, debes preocuparte. ¿Tienes tres o más? Es posible que busques cambiar, porque una cosa es segura: nadie quiere fracasar.

1) Siempre estás distraído

Estas en el trabajo te piden ayuda, pero, recibes un mensaje de texto y comienzas a mirar tu teléfono y comienzas a responder. Pasan 10 segundos. Luego 20. Simplemente la persona que te pidió ayuda se queda allí mientras tú continúas enviando mensajes de texto furiosamente. Después de 2 minutos, tu compañero se da vencido y se aleja.

Imagen: Especial

No vivas tu vida en el futuro o el pasado, te pierdes en pensamientos y preocupaciones.

2) No digas tus planes

¿Sabes qué es mejor que hablar de algo? Hacerlo. En 2010, Derek Sivers dio una charla de TED llamada Cuida tus objetivos, donde presentó evidencia científica de que hablar de tus objetivos es contraproducente.

Lo vemos todo el tiempo en la vida real y en las redes sociales: “Estoy entrenando para un maratón”. “Estoy comenzando un negocio”.

Lo loco es cómo reacciona la gente. Te aplauden por anunciar algo. Hagamos una pausa por un segundo: decir que quieres correr un maratón y realmente correr un maratón son dos cosas diferentes, ¿verdad?

En tu cerebro, esas cosas en realidad no están tan separadas. Cuando le dices a alguien tu objetivo y lo reconocen, los psicólogos han descubierto que se llama una” realidad social. La mente es engañada para sentir que ya está hecha. Y luego, porque has sentido esa satisfacción, estás menos motivado para hacer el trabajo duro real y necesario.

Sé alguien que hace las cosas, no alguien que habla de planes.

3) Pasar el tiempo con perdedores

Pasa suficiente tiempo con los perdedores y te convertirás en uno. Aplica esta analogía a cualquier tipo de persona. ¿Quieres ponerte en forma? Sal con personas en forma. Las personas se alimentan de la energía de los demás. ¿Qué es mejor, tu amigo preguntando cuándo vas al gimnasio o tu amigo pidiendo salir por tercera vez en la semana?

4) Odiar todo

¿Odias a las personas que lo están haciendo bien? ¿Por qué no puedes ser feliz por otras personas? Dale un poco de amor a la gente, no te matará. Incluso odiar las cosas que simplemente “son”. “Uf, llovió esta mañana, y mi cabello se despeinó”. “Odio la lluvia”, es común escuchar esto.

Tener un mal día está bien, todos se ponen irritables de vez en cuando. Pero si siempre odias todo, tendrás una VIDA amargada.

5) Postergar

¿Cuál es el beneficio de posponer las cosas? Una vez le pedí a mi profesor universitario que extendiera una fecha límite para un ensayo. Él dijo: “Estoy perfectamente feliz de extender tu fecha límite por una semana. Lo único que me preguntó fue “¿será mejor su ensayo si lo entrega dentro de una semana?”. Mi respuesta fue “no”, así que trabajé mucho para terminarlo a tiempo. Hay que retrasar las cosas cuando se haga un mejor trabajo más tarde.

¿Cuál es el punto de retrasar algo si obtienes el mismo resultado? Hazlo ahora o mejor no lo hagas.

6) No escuchar a los demás

Las personas fracasadas se aman a sí mismas. Para ser honesto, todos nos amamos, pero si no tienes éxito, SOLO te amas a ti mismo.

Escuchamos a los demás porque nos preocupamos por ellos. ¿De qué otra manera puedes demostrar que te importa? Todos pueden dar un abrazo, pero no todos te llaman solo para preguntarte “¿Cómo estás?”.

7) Ser perezoso

¿Nunca tienes ganas de hacer nada? Todos hemos estado allí: no tengo ganas de ir a cenar con mis amigos, o no tengo ganas de comprar un regalo increíble para el cumpleaños de mi madre. Seamos realistas, todo es porque eres flojo.

Realiza deporte y deja tu sofá: participa con tu familia, amigos, pareja. La belleza de la vida reside en experiencias nuevas y novedosas. Cuando eres flojo, ni siquiera te das la oportunidad de experimentar cosas nuevas. Tampoco es justo para las personas en tu vida.

8) No aprender

El aprendizaje es una de las cosas más difíciles del mundo. No es una sorpresa que muchas personas nunca lean un libro, nunca terminen la escuela o nunca aprendan de sus errores. El aprendizaje es una lucha.

Pero piénselo: vivimos en el momento más emocionante de la historia. El acceso a la información nunca ha sido tan fácil. En el pasado, si tu padre era agricultor, te convertías en agricultor. Las cosas fueron así.

Ahora, puedes ser lo que desees, solo necesitas aprender cómo hacerlo.

9) Ser gentil

De alguna manera, la gente piensa que es genial ser un imbécil. Honestamente, es mucho más genial ser amable. No tienes que ser un monje budista ni nada, solo sé una buena persona. Pruébalo en algún momento, podrías hacer algunos amigos nuevos. Y si tiene dificultades para definir qué es una “buena persona”, es probable que seas un imbécil.

Imagen: Especial

10) No rendirse

Si hay algo que quitas de este artículo, espero que sea esto: “Nuestra mayor debilidad radica en rendirnos. La forma más segura de tener éxito es intentarlo solo una vez más”, decía Thomas A. Edison. No hay nada que pueda agregar a eso solo un: nunca te rindas.

 

Con información de Business Insider