¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Guía para identificar monedas falsas: Condusef

Recientemente, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) ha identificado una mayor cantidad de monedas falsas, por lo que hizo saber que...
Redacción Oink Oink ?
Imagen: Especial

Recientemente, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) ha identificado una mayor cantidad de monedas falsas, por lo que hizo saber que además de los billetes, también éstas pueden falsificarse. Por eso, en caso de que notas alguna diferencia en su peso, tamaño o espesor, puede tratarse de una moneda falsa. Aquí te dejamos la guía que otorgó esta institución para identificarlas.

La Condusef subió a su cuenta de Twitter una guía para identificar monedas falsas. En ella, el organismo otorga una serie de consejos para identificarlas. El primero de ellos es al tacto. Las monedas de 1, 5 y 10 pesos están compuestas por dos metales diferentes. Sin embargo, están ensambladas a la perfección, por lo que no debe percibirse al tocarlas ningún borde en la unión de estos dos metales.

En segundo lugar, la Condusef recomienda tocar el canto o borde la moneda para buscar rebabas u otras irregularidades, pues esto puede ser indicador de una moneda falsa. Las monedas originales pueden tener ranuras paralelas, ser lisas o tener una combinación de ambas cosas. Lo demás puede ser signo de que es falsificada.

En tercer lugar, la textura de las monedas debe ser lisa. Si la moneda presenta una textura resbalosa, lo más seguro es que se trate de una moneda falsa, indica la infografía de la Condusef.

En cuarto lugar, debes de mirar la moneda. El color de las monedas es único y no debe de cambiar en ningún momento de su vida. No debe venir con ninguna clase de recubrimiento, chapa metálica o pintura sobrepuesta. En caso contrario, se trata de una pieza falsa, pues las monedas originales no se decoloran.

Imagen: Especial

Finalmente, si bien la Condusef reconoce que el uso diario de las monedas genera un desgaste natural en ellas, este último no es homogéneo, sino irregular y disparejo. Por lo tanto, si una moneda presenta algún patrón en su desgaste o presenta una falta de nitidez general en su grabado, es posible que se trate de una moneda falsa.