¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Eres freelance? Esto debes saber sobre tu declaración anual ante el SAT

Ser freelance no te exime de pagar impuestos ni de que el SAT te aplique multas en caso de tener una irregularidad. De hecho, si trabajas en esta modalidad debes...
Redacción Oink Oink ?
Imagen: Especial

Ser freelance no te exime de pagar impuestos ni de que el SAT te aplique multas en caso de tener una irregularidad. De hecho, si trabajas en esta modalidad debes estar al pendiente del régimen fiscal en que estás dado de alta ante Hacienda.

Como todos los contribuyentes, los trabajadores independientes o freelance están obligados a hacer su declaración anual en el mes de abril en cada año, por eso importante que tengas todas tus facturas en regla. En ese sentido, si se te complica mucho todo el tema fiscal mejor contrata un contador, ya que las multas del SAT son acumulables y algunas llegan hasta los 34 mil pesos.

Si tu actividad económica es en modalidad de trabajo independiente, debes tener en cuenta lo siguiente:

Imagen: Especial

  • Revisa tu régimen fiscal: no olvides que como freelance, tu régimen fiscal ante el SAT debe ser el de ‘servicios profesionales’.
  • Verifica tus ingresos y egresos en el SAT: para hacer esto puedes entrar al simulador del SAT, ahí podrás ver cómo quedará tu declaración anual, es decir, tus retenciones, ingresos y deducciones personales, así podrás ver si tienes saldo a favor.
  • Junta las facturas del año fiscal: es importante que tengas en orden tus recibos de pago, además de las facturas de tus deducciones, tales como: colegiaturas, gastos médicos, gastos funerarios, aportaciones voluntarias a la Afore y demás.
  • Realiza tu declaración a tiempo: con esto evitarás multas y otros recargos, además, si tus deducciones te dan saldo a favor, el SAT te regresará dinero.

Según el portal financiero Coru, los siguientes casos también están obligados a presentar declaración anual ante el SAT:

  • Las personas físicas con ingresos superiores a 400 mil pesos.
  • Haber tenido 2 o más patrones en el mismo año.
  • Recibir salarios de empresas en el extranjero que no están obligadas a hacer deducciones.
  • Aquellos que se jubilaron o fueron indemnizados.
  • Quienes realicen actividades empresariales.
  • Personas que sean arrendatarias o hayan vendido un inmueble.