Fitch rebaja la calificación de Pemex

La calificadora señaló que la paraestatal no tiene la suficiente flexibilidad para enfrentar la crisis
Imagen: Especial

La calificadora internacional, Fitch Ratings anunció la degradación de la calificación de Petróleos Mexicanos (Pemex) de largo plazo en moneda extranjera, pasando de BB+ a BB. Esta nota pone a la deuda de Pemex como bono basura en los mercados y agrava, la ya de por sí complicada situación financiera de la paraestatal.

Asimismo, la calificadora realizó una degradación en la nota nacional, pasando de AA (mex) a A(mex). A ambos recortes se les añadió la perspectiva negativa, es decir, que podrían reducir de nuevo la calificación en el mediano plazo.

“La rebaja de hoy refleja el deterioro continuo del perfil crediticio individual de la compañía a ‘ccc-‘ , en medio de la recesión en la industria mundial del petróleo y el gas, expectativas de precios del petróleo de Fitch y el debilitamiento del vínculo crediticio entre México y Pemex”, señaló Fitch en un comunicado.

Imagen: Especial

En ese sentido, Fitch señaló que Pemex no tiene la flexibilidad suficiente para enfrentar la crisis en el sector energético. Esto se debe a la alta carga tributaria que tiene, a su alto apalancamiento financiero, al incremento de los costos por barril y a las altas necesidades de inversión para mantener la producción y la restitución de reservas.

“La revisión a la baja de la fortaleza del vínculo entre las calificaciones de Pemex y las del soberano refleja la demora y la incertidumbre de un apoyo excepcional del Gobierno hacia la compañía a la luz de las dificultades financieras que Pemex enfrentará como resultado de la disminución de los precios del petróleo”, apuntó Fitch.

Esta degradación a la calificación de la deuda de la petrolera suma a la baja realizada la semana pasada por Standard & Poor’s, en ese sentido, solo queda por esperar cuál será el movimiento de Moody’s.

Además, Fitch puso en perspectiva negativa todos los rubros de la paraestatal mexicana. No obstante, la baja en la nota aplica a los 80 mil millones de dólares de títulos pendientes.

Finalmente, la calificadora señaló que continuará monitoreando las acciones de la compañía en específico para preservar la liquidez y enfrentar la crisis de precios del petróleo. De la misma forma, apuntaron que observarán cuál es la respuesta del gobierno mexicano hacia la situación financiera de la compañía.