¿Ceder a todas las ventas en línea durante la pandemia? Así puedes comprar sabiamente

Te mostramos cómo frenar esas tentaciones para comprar inteligentemente
Imagen: pixabay

Si trabajas desde casa durante la pandemia de coronavirus, lo más probable es que esté sentado frente a tu computadora durante horas todos los días. Internet puede distraerte durante la jornada laboral, especialmente cuando tu bandeja de entrada es bombardeada con promociones y descuentos.

Imagen: Unsplash

Las compras en línea durante la pandemia a veces son necesarias, especialmente para artículos esenciales como alimentos, medicamentos y artículos de tocador. Pero eso significa que es tentador justificar un gasto adicional, por ejemplo, en ropa deportiva , ya que eso es todo lo que llevamos estos días, o una nueva mascarilla de belleza como un rápido estímulo.

Si la terapia de compras se ha convertido en una muleta durante la pandemia, aquí te mostramos cómo frenar esas tentaciones o comprar inteligentemente si es necesario.

Imagínate el dinero que ahorrarás si no realizas una compra

Es importante ahorrar tanto como puedas, y ahora es el momento perfecto para iniciar un fondo de emergencia. Nadie se va a arrepentir jamás de tener demasiado dinero en el banco.

Cuando estás pensando en comprar algo que podría costar mil pesos, podrías pensar… bueno, esos mil también podrían conseguirte un futuro boleto de avión. En última instancia, se trata de pensar en trazos financieros más amplios y comprender qué priorizas en tus finanzas.

Toma un tiempo para pensar en una compra

Puede sentirse bien hacer una compra rápida para curar nuestros problemas momentáneos; es un acto que a menudo creemos que nos ayudará a sentirnos mejor. Pero la sensación suele ser fugaz. Entonces, antes de hacer una compra, toma un tiempo para alejarte de la computadora y distraer tu mente.

Resulta útil esperar 24 horas para realizar una compra; si todavía lo piensa 24 horas después de verlo, normalmente está bien comprarlo.

También dar un paseo o hacer algún tipo de actividad física probablemente hará que tus niveles de serotonina aumenten más que otra compra de Amazon. También intenta el FaceTime o Zoom con amigos y familiares para pensar en otra cosa.

No te avergüences de las compras en línea

Incluso si has cancelado la suscripción a todos los correos electrónicos promocionales, nadie es inmune a la tentación de presionar el botón “agregar al carrito”.

No hay nada intrínsecamente malo en comprar para afrontar las emociones, siempre que sea con moderación. Y dado que probablemente estés pasando más tiempo comprando en línea en estos días, podría estar bien derrochar en algo que necesitas en casa, siempre que esté dentro de tu presupuesto.

Por ejemplo, nunca has usado pantuflas en casa. Pero ahora estás mucho en ella y te sientes cansado de caminar descalzo. Así que quizás tu derroche sea un nuevo par de cómodas pantuflas.

Utiliza herramientas para encontrar descuentos

Hay otras formas en las que puedes intentar ahorrar algunos pesos si de todos modos vas a comprar en línea. En Google puedes ver si hay alguna oferta que podrías estar perdiendo y, potencialmente, puedes obtener un cierto porcentaje de reembolso en efectivo por tu compra.

También puede utilizar sitios y aplicaciones de seguimiento de precios para asegurarte de obtener el mejor precio.

Puedes usar tu tarjeta de crédito si eres un usuario responsable de la misma y sabes que pagarás tu factura mensual en su totalidad.