Ventajas y riesgos de solicitar un préstamo en pareja 

Solicitar un préstamo en pareja tiene ventajas como créditos más altos pero conlleva algunos riesgos
Los préstamos en pareja suelen estar exentos de proporcionar un aval o garantía | Fuente: Freepik

Solicitar un préstamo en pareja tiene algunas ventajas como créditos más altos y otros beneficios. Sin embargo, también conlleva obligaciones y riesgos que hay que tomar en cuenta antes de llevarlo a cabo, si estás pensando hacerlo, te contamos sobre algunas cuestiones a considerar. 

Ventajas de un préstamo en pareja 

El principal beneficio de solicitar un crédito en pareja es que, al ser dos nóminas, será mucho más sencillo que la petición sea aprobada. Otra ventaja es que los financiamientos en pareja tienen la posibilidad de conseguir rebajas con respecto al tipo de interés. 

Solicitar un préstamo en pareja tiene ventajas como créditos más altos pero conlleva algunos riesgos | Fuente: Freepik

Además, dichos créditos suelen estar exentos de tener que proporcionar un aval o garantía y se pueden negociar las condiciones. A todo esto se suma que los financiamientos en pareja suelen ser más altos. 

¿Cuáles son los contras y riesgos de pedir un crédito en pareja? 

Por supuesto uno de los riesgos de solicitar este tipo de préstamos tiene que ver con la separación o descontento de la pareja.  

Uno de los riesgos de solicitar un préstamo en pareja tiene que ver con la separación | Fuente: Freepik

Las instituciones suelen tener algunos protocolos y soluciones acerca de lo que sucede en caso de separación, como el remate del inmueble bajo la figura de incidentes de sociedad conyugal. Sin embargo, el proceso suele ser un poco tardado y requiere de acuerdos. 

Por ello, es muy importante que reconsideres la opción de solicitar un crédito en pareja y te preguntes si es realmente necesario. 

Otras cuestiones a considerar 

Recuerda que, ante la institución que otorga el préstamo, ambas partes tienen la responsabilidad de reembolsar el dinero que se solicitó, esto a pesar de que exista un titular y un cotitular. 

Finalmente, en caso de que a una de las partes le sea imposible continuar con los pagos, será la otra persona la encargada de saldar la deuda.

No dudes en consultar las novedades que tenemos en Oink-Oink.

Publicidad