Tus cuentas bancarias pueden ser congeladas por el SAT, entérate

Si tienes deudas el SAT tiene el poder de congelar tus cuentas bancarias.
Uno de los retos para el SAT es que los contribuyentes paguen sus impuestos. | Foto: Unsplash

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) se ha encargado de tomar medidas necesarias para que los contribuyentes cumplan con sus obligaciones fiscales, debido a esto, ha logrado profesionalizar sus procesos para que no haya evasión de impuestos.

Uno de los principales retos para la institución es hacer que toda persona con una actividad económica cumpla con pagar sus impuestos.  

Uno de los retos para el SAT es que los contribuyentes paguen sus impuestos. | Foto: Unsplash

¿En qué momento el SAT puede congelar tus cuentas bancarias?

Una de las primeras razones para congelar tus cuentas bancarias es si tienes adeudos fiscales y no hay una resolución definitiva a tu favor. En este caso, el fisco se encarga de exigir el cobro de la deuda y solicita a las entidades bancarias la inmovilización y transferencias que estén a tu nombre.

Otra situación por la cual puede congelar tus cuentas bancarias es si enfrentas adeudos fiscales sujetos a algún medio de defensa y hay una obligación de garantizarlos. La consecuencia ante esto, es que el SAT pide a las instituciones bancarias la inmovilización de las diversas cuentas que tienes y así garantizar el monto de tus adeudos.

El fisco se encarga de exigir el cobro de la deuda y solicita a las entidades bancarias la inmovilización de tus cuentas. | Foto: Unsplash

¿Qué puedes hacer si el SAT congelo tus cuentas?

Si pides que no se congelen tus cuentas, esto es posible, pero ante esto debes cumplir con ciertas garantías:

  • Hacer un depósito en dinero o carta de crédito que sea emitida por la institución bancaria autorizada.
  • Dar una prenda o hipoteca.
  • Una fianza otorgada por la institución autorizada.
  • Embargo en la vía administrativa.
  • Dar títulos de valor o cartera de créditos del contribuyente.
  • Obligación solidaria asumida por una referencia que garantice que el contribuyente cumple con el fin y solvencia.
  • En caso de tener un adeudo fiscal, es importante considerar que tienes 30 días hábiles para pagar o garantizar tu adeudo, en caso de no hacerlo el SAT tomará medidas y tomará acción para hacer el cobro, incluso puede recurrir al embargo.

Un factor que es necesario tomar en cuenta es que el fisco puede notificar por medio del Buzón Tributario, también puede hacerlo personalmente siempre y cuando haya un registro tu correo electrónico o te encuentres en tu domicilio fiscal.

Si es que no hay forma de localizarte, la notificación se lleva a cabo por estrados.

Para más información visita las redes de Oink Oink.

ANUNCIO