¿Qué hago cuando veo una transacción no autorizada en mi cuenta bancaria?

Esto se recomienda para que tu cuenta no acumule más cargos mientras resuelven el problema
Imagen: pexels

Cuando llamas al banco para decirle que no reconoces una transacción de tu tarjeta de débito o de crédito podrás cancelar tu tarjeta y reemplazarla para evitar un mayor riesgo de acceso de delincuentes.

Tu banco puede cancelar una tarjeta de débito por teléfono, pero es posible que debas ir a una sucursal física para cerrar definitivamente tu cuenta si es el caso.

Imagen: Unsplash

En promedio los banco tienen 10 días hábiles a partir del momento en que les notificas para investigar el problema. Mientras tanto, es recomendable que tu banco congele temporalmente la cuenta para que no se acumulen más cargos mientras resuelve el problema.

Si los cargos ya se han registrado en su cuenta, es posible que debas esperar varios días para que se procese la disputa y se acredite el dinero en tu cuenta. Si revisas tus transacciones a diario, es posible que puedas recuperar el cargo mientras aún está pendiente.

Solucionar cargo con tu banco o compañía de tarjeta de crédito

A menudo, puedes solucionar un cargo con tu banco o compañía de tarjeta de crédito completando un formulario en línea y proporcionando cierta información sobre el cargo fraudulento. También es posible que debas ir a tu banco y completar físicamente un formulario de disputa.

Aún así, es importante actuar lo más rápido posible, especialmente si necesita el dinero que se retiró de tu cuenta. Esta es una de las razones por las que es tan importante equilibrar tu cuenta con tu extracto bancario de forma regular. Puedes hacer esto mensual o semanalmente.

Presentar un informe policial o de fraude

Dependiendo de la cantidad de cargos realizados y la gravedad de la situación puedes optar por presentar un informe de fraude. Asegúrate de guardar una copia del informe policial en el archivo en caso de que lo necesite en el futuro.

Supervisar tu cuenta y crédito de cerca

Por último, debes seguir supervisando de cerca tu cuenta y tu informe crediticio. Recuerda, es importante poner fin a cualquier cargo fraudulento antes de que la situación se convierta en un robo de identidad en toda regla.

Asegúrate de revisar tu informe crediticio cada cuatro meses y verifica tu cuenta corriente con la mayor frecuencia posible, incluso a diario, para monitorear cualquier cargo fraudulento adicional. Si tu banco ofrece alertas, puedes registrarte para recibirlas; te ayudarán a controlar tus cuentas.

Ten cuidado al comprar en línea y mantente atento a los skimmers de tarjetas de crédito en los cajeros automáticos y máquinas expendedoras. Protégete de las estafas de phishing y no brindes información de tu cuenta a nadie. Por último, mantén tu billetera segura y rompe los documentos que contengan la información de tu cuenta cuando ya no los necesitas.

Si el ladrón tuvo acceso directo a tu cuenta corriente y no solo a tu tarjeta de débito, es posible que desee congelar temporalmente tu informe crediticio para agregar una capa adicional de protección contra el robo de identidad.

Puede ser frustrante descubrir que tu información se vio comprometida, pero es mucho más importante monitorear tu información en el futuro.

Publicidad