¿Quieres comprar una casa? Tips antes de pedir un crédito hipotecario

Un crédito hipotecario se puede convertir en la piedra angular de tus finanzas personales

Solicitar un crédito hipotecario es una de las decisiones financieras más importantes de la vida. Dar este paso de la manera correcta determinará no solamente nuestro futuro financiero inmediato, sino nuestra situación patrimonial en el largo plazo. Por eso es mejor que leas los siguientes consejos.

Comprar una casa no solamente involucra buscar un inmueble que se adapte a nuestras necesidades, sino toda una estrategia financiera que se adecue a nuestros bolsillos.

Un crédito hipotecario, en el momento que se adquiere, se convierte en la piedra angular de la planeación financiera en, por lo menos, los próximos 15 años.

Tips para pedir un crédito hipotecario

Prepara tu presupuesto de tal modo que no desequilibre tus finanzas familiares | Fuente: Pexels

1. Consulta el simulador de crédito hipotecario de la Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros) en él podrás conocer:

  • Quién cobra menos intereses
  • Con quién pagas menos al final del crédito
  • Cuál es la mensualidad más barata
  • Desembolso inicial más económico
  • Mejor crédito

2. Antes de firmar el contrato, debes conocer el esquema de pagos, compararlo con otros. Así sabrás cuál será tu situación, mes a mes, con cada oferta de crédito.

3. No debes de perder de vista todas las condiciones pactadas, comisiones, cargos, etc.

4. Elige el crédito con mayor libertad de uso del bien inmueble y en la administración del crédito. Así podrás rentarlo, ceder derechos e incluso hacer pagos anticipados sin penalización.

5. Busca la asesoría de un experto y consulta a la Condusef ante cualquier duda o queja que tengas.

Antes de firmar, compara costos financieros, tasas y comisiones | Fuente: Pexels

No olvides que debes realizar un presupuesto, verificar tu capacidad de pago y asegurar tu estabilidad financiera en el largo plazo. Hay opciones para manejar el riesgo, una de ellas es contratar un seguro que cubra algunos meses del adeudo en caso de que te quedes desempleado.

Por otro lado, si tienes pareja, podrías intentar adquirir un crédito juntos, donde la carga financiera se repartirá entre las dos personas.

Gastos iniciales

Recuerda también que, a la hora de hacer cuentas, debes tener muy claro los gastos iniciales y el costo del financiamiento:

  • Enganche: Regularmente va del 20 al 35% del monto total.
  • El pago inicial: involucra al enganche más los gastos y costos operativos y legales de la transacción.
  • Costo Anual Total: Debes conocer todas las opciones financieras para elegir la más barata.

Sigue a Oink-Oink para más consejos sobre tus finanzas personales, tips de ahorro, inversión y más.

Publicidad