¿Qué tipos de inversión existen? Te contamos

Es importante que tu portafolio tenga ambos tipos de inversión
Fuente: Pixabay

Invertir es un acto en el que estás renunciando a tu consumo presente de dinero para que sea utilizado en productos o bienes en el futuro, y lo que obtengas para entonces, serán tus ganancias. En esta nota, te hablamos de dos tipos de inversiones que existen.

Toda inversión, aún la más segura, tiene riesgos. Es decir, existen los riesgos de que una empresa se quede sin dinero, de que algún proyecto salga mal, que haya una empresa más innovadora que en la que invertiste, o que no haya solvencia para pagarte. Es algo posible, más no seguro que ocurra. Sin embargo, ese es el motivo por el cual ganamos dinero al invertir.

Trata de que tu portafolio contenga ambos tipos de inversión || Fuente: Pixabay

Inversiones a renta fija

Estas son las inversiones que se contratan a algún plazo fijo, en el que sabrás desde el momento en que contratas cuánto es lo que ganarás. Ejemplos son los bonos gubernamentales, pagarés bancarios, o las deudas en general. Es necesario tener de estas inversiones para proteger tu portafolio de la inflación. En estos mercados estás sujeto a la variación de la tasa de interés de referencia de los bancos centrales, y debes tener en cuenta que si los rendimientos que te pagan son menores a la inflación, estarías perdiendo poder adquisitivo (pero es mejor que no invertir).

También hay algunas en las que dispones de liquidez, lo que quiere decir que puedes disponer de tu dinero mientras está invertido (conveniente para ahorros de corto plazo, como tu fondo de ahorro para emergencias).

Es importante seguir las fluctuaciones del mercado || Fuente: Pixabay

Inversiones a renta variable

Estas son las inversiones en las que debes saber que los rendimientos pasados no son iguales a los rendimientos futuros, porque están sujetas a las fluctuaciones del mercado. Es decir, dependes de las expectativas de muchas otras personas y situaciones. Aquí los ejemplos son las inversiones en bolsa o en criptomonedas.

Son de mayor riesgo, y es posible tener minusvalías (el precio del activo ahora es menor al precio de compra), o ganancias. Sin embargo, estas pérdidas o ganancias no son reales hasta que decides vender. En estas opciones no pagas impuestos sino hasta que vendas, por lo que por revalorización no debes pagar.

No olvides seguir Oink Oink para más novedades.

Publicidad