Ten cuidado con tu tarjeta de crédito, puede traerte problemas con el SAT

Si hay inconsistencias en tus gastos, el SAT tomará medidas al respecto.
El SAT suele estar al tanto de las compras con tarjetas de crédito. | Foto: Unsplash

Tener actividades económicas implica estar bajo la mira del Servicio de Administración Tributaria (SAT), pues se encarga de estar al tanto de la situación fiscal de todos los contribuyentes, pero en especial de aquellas que realizan compras con tarjeta de crédito.

Es muy importante que todo aquel que sea portador de un plástico sea responsable en cómo la usa, ya que de lo contrario puede generar problemas con el fisco y como consecuencia  determinar que se está llevando a cabo una discrepancia fiscal.

Tener actividades económicas implica estar bajo la mira del SAT. | Foto: Unsplash

¿Sabes por qué el SAT vigila tus movimientos con tarjeta de crédito?

Es común que el SAT esté al pendiente de la actividad que hay en las tarjetas para vigilar las compras que hacen los contribuyentes cuando la institución lo considera necesario, incluso puede pedir al banco detalles acerca de la persona.

Una de las razones por las cuales el fisco podría intervenir es al notar irregularidades en las compras, esto significa que si en la tarjeta se refleja un monto de gastos que es mayor al de los ingresos percibidos, el SAT se encargará de subir la tarifa de impuestos.

¿Cómo evitar problemas con el SAT al tener tarjeta de crédito?

Un aspecto importante a considerar y un mal hábito al que muchas personas recurren es prestar su tarjeta de crédito, ya que de esta manera es más probable que el fisco encuentre irregularidades entre gastos e ingresos, a pesar de que el monto gastado no te pertenezca.

Es así como una tarjeta de crédito llega a su limite y aunque se trate de una persona confiable, la acción de devolver lo que prestaste no significa que tus finanzas vayan a estar como si nada.

Un mal hábito al que muchas personas recurren es prestar su tarjeta de crédito.| Foto: Unsplash

Otra situación que se puede presentar es cuando no prestas atención a los gastos que haces ni a la forma en la que administras tu crédito y no hacerlo provoca que tengas un saldo en contra entre deudas, entradas de dinero y cargos extras por impuestos.

Si es que has pagado tu tarjeta por transferencias bancarias o cheques será más complicado para el SAT rastrear los pagos que realizas, la desventaja es que daría por hecho que generas más ingresos de los que declaras y es así como te estarías enfrentando a un nuevo problema con el fisco.

Al tener una tarjeta de crédito es importante que tengas un control entre lo que gastas y percibes, ya que de esta forma el SAT no tendrá la necesidad de enviarte una notificación para aclarar tu situación fiscal.

¿Quieres saber más al respecto?, entra a las redes de Oink Oink.

ANUNCIO