Tarjeta de crédito adicional: Cómo saber si el titular me está cobrando de más

¡Que no te agarren en curva! Así funciona una tarjeta de crédito adicional
Esto es lo que debes pagar por usar una tarjeta de crédito adicional | Foto: Pixabay

Muchas instituciones bancarias ofrecen la opción de solicitar tarjetas adicionales cuando eres titular de una tarjeta de crédito. Esto quiere decir que puedes otorgarle un plástico a un familiar o conocido para que haga uso de tu línea de crédito de forma independiente.

Por supuesto, el uso de estas tarjetas adicionales es responsabilidad legal del titular del crédito. Por lo tanto, cualquier deuda adquirida se refleja en la cuenta del mismo.

Asimismo, el titular se compromete a liquidar esta deuda en tiempo y forma, sin importar los problemas que pudieran surgir entre éste y los beneficiarios de las tarjetas adicionales.

El titular tiene la obligación de pagar las deudas de las tarjetas adicionales en caso necesario | Foto: Pixabay

Por esta razón, es importante pensarlo dos veces antes de solicitar un plástico adicional. Asegúrate de conocer el comportamiento financiero de tu amigo, familiar o conocido, a fin de evitar problemas cuando llegue el momento de cobrarles el dinero que gastaron con las extensiones de tu tarjeta de crédito.

Ahora bien, si le damos la vuelta a la situación, ¿qué garantías tienen los beneficiarios de las tarjetas adicionales? También hay casos en los cuales el titular de la cuenta les cobra más dinero del que deben.

Como los adicionales no tienen acceso a la cuenta, suelen caer en la trampa. Así pues, es importante conocer la siguiente información para evitar que el titular cobre de más.

El control de gastos es la única solución al cobro excesivo por parte del titular | Foto: Pixabay

En primer lugar, no existe ningún tipo de comisión por hacer uso de las tarjetas adicionales. Solo se te cobra la misma cantidad que gastas. Entonces, si el titular te habla de comisiones e intereses, te está engañando para que le pagues más dinero del que realmente debes.

A consecuencia de ello, la única manera de evitar este abuso es llevar el control de tus gastos: procura registrar todo lo que debes mensualmente. Incluye promociones a meses sin intereses, descuentos, etc.

Cuando llegue la fecha de pago, puedes transferir la cantidad que resulte directamente a la tarjeta de crédito. Solo así podrás tener la certeza de pagar únicamente la cantidad debida.

Si quieres conocer más información como ésta, síguenos en Oink-Oink.

Publicidad