SAT: ¿es malo si un familiar o amigo me transfiere para darle efectivo?

Evita mal entendidos con el SAT por ser el 'cajero' de tus familiares o amigos
Ser el cajero de familiares o amigos puede no ser tan buena idea |Imagen: Especial

La aplicación de la tecnología en el sistema financiero ha permitido que bancos y fintech agilicen operaciones de dinero entre usuarios. Sin embargo, el uso de efectivo todavía está presente, al punto de incentivar practicas como el recibir dinero a cambio de dar dinero, pero es malo ante el SAT.

¿En qué consiste ser el cajero personal de otras personas?

En México, la bancarización entre las personas va en aumento, sobre todo a raíz de la pandemia que ‘incentivó’ las compras en línea y pagos sin contacto para evitar contagios. No obstante, el uso de efectivo aún es tan constante que surgen prácticas entre familiares o amigos como es el fungir a modo de ‘cajero’.

El SAT podría interpretarlo como ingresos |Imagen: Especial

Ser el ‘cajero’ personal de nuestros seres queridos consiste en proveer de efectivo durante emergencias o imprevistos a cabio de recibir el monto ‘prestado’ por medio de una transferencia bancaria o deposito. Un gesto de amabilidad que suele hacerse a nuestros amigos para ‘ahorrarles’ tiempo de acudir a un cajero.

Otra variante es ofrecer efectivo a nuestros conocidos para que nos transfieran el dinero, esto con el fin de no gastar los billetes y monedas que tenemos al sentir una tentación de compra.

¿Es malo dar efectivo a cambio de recibir transferencias o depósitos de personas?

Si bien, las transferencias electrónicas vía SPEI tienen la cualidad de ser rastreables, lo que ayuda al SAT (Servicio de Administración Tributaria), a reconocer que dichos montos no se tratan de ingresos, puede llegar un punto de ser malinterpretado por el fisco cuando esta práctica se hace con mucha frecuencia.

Prefiere las tranferencias electrónicas a los depósitos en efectivo |Imagen: Especial

Por ello, en entrevista con Nictel Loeza Co-fundadora de Aci Loeza-Contadoresindica que “no debemos de caer en histeria con el SAT, pero sí es necesario contar con toda prueba documental como son estados de cuentas, que eviten que las autoridades lo interpreten con una discrepancia fiscal al tener varios ‘ingresos’ por transferencias”.

Ahora, en caso de recibir el dinero ‘prestado’ a través de depósitos en efectivo, Nictel Loeza menciona que al ser más difícil de rastrearlo, no es una vía recomendada, y recalca que se debe optar por los medios electrónicos para hacer más al fácil al SAT el rastreo del dinero.

Busca asesoría de contadoras o contadores para cumplir con tus obligaciones fiscales |Imagen: Especial

Finalmente, si eres el ‘cajero’ de tus seres queridos o pides con frecuencia efectivo a otra persona, debes moderar esta práctica para no causar malos entendidos con las autoridades.

Si quieres saber más información y consejos en finanzas personales, no dudes en consultar las novedades que tenemos en Oink-Oink.

ANUNCIO