¿Qué es el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF)?

La tienda de abarrotes, papelería, carnicería y puestos de tianguis entran en esta categoría
Imagen: Unsplash

El Régimen de Incorporación Fiscal mejor conocido como el RIF es un esquema de tributación para las personas físicas que realizan actividades empresariales, también enajenan bienes o prestan servicios que no requieren de un título profesional y sus ingresos anuales no llegan a los dos millones de pesos.

Te puede interesar: ¿Cómo solicito al SAT pagar un adeudo fiscal en plazos?

De acuerdo con la información publicada por el SAT, es un régimen que te permite gozar de los beneficios de ser formal, emitir facturas e informar bimestralmente tus ventas y gastos.

Imagen: Unsplash

¿Cuáles son las actividades que entran en esta categoría?

  • La tienda de abarrotes, papelería, carnicería, frutería, dulcería, puestos de tianguis, locatario de mercado, principalmente.
  • Servicios que no requieran título profesional tienen que ver con el salón de belleza, plomería, carpintería, herrería, albañilería, taxista, entre otros.

Venta de productos si obtienes una comisión

Si en la venta de productos por los que obtienes una comisión, siempre que no sea superior de 30% de tus ingresos totales, es decir, la comisión por venta de tarjetas telefónicas, tiempo aire y productos de belleza.

Únicamente es posible permanecer en el RIF durante 10 ejercicios fiscales, la aplicación gratuita Mis Cuentas facilita el cumplimiento de tus obligaciones fiscales, solamente necesitas tu RFC y contraseña o e.firma.

¿Puedo obtener ingresos por comisión?

Sí es posible obtener ingresos por comisión cuando no excedan de 30% de tus ingresos totales, sueldos y salarios, intereses, arrendamiento y actividades empresariales a través de plataformas tecnológicas, es decir, si no exceden los 2 millones de pesos, menciona Mi Bolsillo.

Imagen: Especial

Considera si realizas una actividad empresarial y además obtienes ingresos por prestar tus servicios profesionales no puedes inscribirte a este régimen. Si suspendes actividades puedes volver a ser parte de este régimen siempre que cumplas con los requisitos que establecen las disposiciones fiscales para tributar.