¿Me conviene reparar o comprar un coche?

Un buena consejo general es la llamada "regla del 50%"
Imagen: pixabay

Cuando tienes un auto puedes llegar a tener un vínculo como si fuera un miembro de la familia.Para una gran mayoría de consumidores tener un coche no es un capricho o un hobby, sino una necesidad.

Con el paso del tiempo te debes preguntar ¿reparar el coche o comprar uno nuevo? Con estos pasos puedes tomar una decisión parea que resulte un poco más fácil.

Imagen: Unsplash

Considera el precio de las reparaciones

Cuando las reparaciones o el mantenimiento cuestan más que el valor del coche, quizá debas comprar uno nuevo. Sabrás que ya ha llegado la hora de deshacerte del coche cuando empiezas a sumar dinero en un goteo continuo de reparaciones.

El mantenimiento preventivo de un vehículo de seis años cuesta dos veces más que el de uno de cuatro.

¿Qué necesidades tendrá después?

Arreglar un coche no significa que está exento de reparaciones futuras. Quizá has gastado poco dinero ahora, pero si las estimaciones de la reparaciones o el mantenimiento subirán, es posible que estés muy cerca de tener que comprar un coche nuevo.

La seguridad

Los coches nuevos de hoy están equipadas con una gran cantidad de equipamiento de seguridad estándar, como airbags, el ABS o el control electrónico de estabilidad. Y muchos cuentan con sistemas de seguridad activa opcional, como el controlador del punto ciego, sistemas de advertencia de abandono de carril y alerta de colisión.

Consumo de combustible

Los motores han evolucionado mucho y con una conducción eficiente se consume mucho menos que los motores antiguos. Estos, además, cuentan con el hándicap de que, al final de su vida útil, es fácil que consuman o contaminen más. Y esos problemas de consumo requerirán de costosas reparaciones de mantenimiento en motor y transmisión para corregirlos.

Conocer cuánto vale tu coche

Saber lo que vale tu coche merece la pena. Antes de tomar la decisión de seguir adelante y pagar por las reparaciones en tu viejo coche, debes saber cuánto vale. Lo mejor es que eches un ojo a la sección de coches usados y veas cuánto valen vehículos similares al tuyo.

Una vez que tienes ese dato, una buena consejo general es la llamada “regla del 50%”. Cuando las reparaciones cuestan 50% de lo que vale tu coche, es el momento de reemplazarlo.

Calcular cuánto te costará tu próximo coche

Otro punto clave es saber cuánto costará tu próximo coche. Si tienes una idea del próximo coche que deseas comprar.

Si el pago mensual de financiación es menor que el gasto anual previsto en la reparación de tu coche actual, plantéate la compra.

Los costos del seguro

No es un factor determinante a la hora de decidir reparar el coche o comprar uno nuevo, pero debes tenerlo en cuenta a la hora de tomar la decisión. Calcula la diferencia en los costos anuales de seguros. Los coches más potentes, deportivos y equipados suponen un desembolso anual en forma de seguro mucho mayor.

¿Nuevo miembro en la familia?

Si ha aumentado o disminuido el tamaño de tu familia o realizas más o menos desplazamientos al trabajo o la escuela, entonces, debes estar consientes que un nuevo vehículo se adapte mejor a tus nuevos hábitos es clave para decidir cambiar de coche.